Todos hemos cometido alguna locura alguna vez, y como dijo la periodista y humorista estadounidense Helen Rowland: “Las locuras que más se lamentan en la vida de un hombre son las que no se cometieron cuando se tuvo la oportunidad”. Así que el día 24 de diciembre decidimos no perder esa oportunidad. Muchas veces hemos visto coches especialmente decorados para las fiestas navideñas, y prácticamente todos fuera de España así que los dueños de estos dos coches decidieron poner fin a ese estándar haciendo dos coches realmente llamativos, bueno, más si cabe.

Decoración y celebración navideña sobre dos driftcars

Probablemente sean coches que hayáis visto ya, se trata de el Nissan 200sx S14a apodado Purple Rocket y el 200sx S13 con color camaleón que os presentamos este mismo año, así que si no eran llamativos antes, pasear con ellos por la autopista fue el mejor día de la historia para los quiroprácticos y masajistas.

Fue un proceso complejo, que consistía en, literalmente empapelar el coche con metros y metros de papel de regalo, no se trata de ningún vinilo. El proceso para el S14a fue más sencillo debido a sus piezas amovibles como aletas traseras, taloneras, paragolpes, etcétera.

Para el S13 el proceso fue mas complicado, ya que no se retiró absolutamente ninguna parte de la carrocería, solamente los intermitentes delanteros para que aguantaran el papel. Fue un trabajo de car wrapping totalmente, pero con la dificultad añadida que el papel no se puede estirar ya que se agrieta con mucha facilidad.

Si este proceso no fuera lo suficiente complicado, la cosa se pone aún más tensa si os decimos que éste 200sx S13 está pintado con vinilo líquido. Imaginaros el problema de sellar el papel de regalo con cinta adhesiva y que además la pintura permanezca intacta…

El resultado fue muy satisfactorio ya que los coches lucían geniales y parecían auténticos regalos. Seguro que muchos desearían que fuera un teléfono móvil de última generación pero lo cierto es que no… Se trata de algo mucho mejor, ¡Qué duda cabe!

Con el proceso acabado el día 24 a la noche, decidimos celebrarlo como mandan los cánones, ¡¿O a caso se os ocurría alguna forma mejor?!

Al acabar los detalles que pude captar fueron muy bonitos gracias a la buena iluminación que preparamos, podíamos ver el humo del interior del habitáculo salir por todos y cada uno de los rincones de la carrocería, y además de eso, la goma que quedó pegada en el papel tras el festejo.

Paseo de dos Canta Claus en dos Nissan 200sx bajo un atardecer

El día 25 rendimos buen culto de lo que el día de navidad es para un niño. Recuerdo mi infancia reunido con mi familia en casa de mis abuelos y al cenar misterioramente Santa Claus había pasado por el salón y había dejado paquetes para mi y mi primo. Como norma general era algún pequeño juguete con ruedas, ya que en españa es costumbre celebrar el día 6 el día de reyes y es cuando los niños reciben sus grandes regalos. En este caso el regalo que nos esperaba tras abrir la puerta del taller eran dos driftcars perfectamente caracterizados. ¿Cómo perder la ocasión de fotografiarlos con un bonito ocaso?

El S13 pude fotografiarlo con este pedazo de puesta de sol de fondo, todo un detalle de la naturaleza ya que el color anaranjado es algo que personalmente me encanta ver en mis fotografías y por supuesto en vivo. ¡El espectáculo de la salida y la puesta del sol es lo que más me gusta ver en mi vida cotidiana!

Era necesario hacer un alto en el camino para alimentar a los coches, el sol bajaba y se nos echaba encima la hora para poder fotografiar el Nissan S14a en movimiento con este curioso wrapping.

Nos apresuramos todo lo que pudimos, aunque… ¿Porqué no tomar alguna foto de los coches en su hábitat natural? Qué bonita estampa.

Por desgracia en invierno el sol es muy traicionero y a penas tarda ni 5 minutos en esconderse, y eso es lo que pasó mientras echábamos algo de combustible a los coches, que las fotografías que pude tomar del S14 no quedaron como me hubiese gustado, aunque el resultado tampoco me disgusta en exceso.

Tras un pequeño rato de autopista llegamos al destino donde nos esperaba un pequeño grupo de amigos para pasar la tarde y hacer unas risas. El trayecto fue de lo más divertido, el papel se abombaba en las partes planas del coche, y por si fuera poco, la gente se partía el cuello mirando por las ventanillas de sus vehículos. ¡Menudo show! pero menudas risas también… De verdad ¿Existe algún plan mejor para un amante de los coches que amigos buenos coches y una buena merienda? Lo dudo muchísimo. ¡Os deseamos una feliz salida de año y que el 2017 sea un año para recordar! Felices fiestas freshers.

JDMBOX-BANNER

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.