Keiichi Tsuchiya vuelve a la acción. ¡Que tiemble el WTAC!

Como norma general, y prácticamente en cada país, hay un ídolo de masas para los deportes a motor. En España tenemos varios, donde más en el motociclismo con pilotos como Ángel Nieto, Sito Pons y algunos más recientes. En automovilismo tenemos pilotos como Pedro de la Rosa, que ha probado un poco de todo, desde Fórmula 1, pasando por las 24 horas de Le Mans y llegando hasta el JGTC a bordo del TOM’s Castrol Supra con el dorsal 36. En japón también tienen muchos, pero si hay alguno que despunta por encima del resto es Keiichi Tsuchiya.

¡Keiichi Tsuchiya se incorpora al Campeonato Mundial de Time Attack!

Cuando se trata de leyendas de Motorsport Japonesas, pocos pueden igualar a Tsuchiya-San, no solo por la ingente cantidad de coches que ha tenido el placer de pilotar, sino por las cuantiosas victorias que ha conseguido a través de los años. La organización del WATC dice que tenerle como participante es todo un honor, ¡Y no es para menos!

Echando la vista atrás, en 1977 Tsuchiya-San se dedicaba a demostrar sus habilidades en los Touges que se celebraban en las montañas japonesas. En esta época también grabó su famoso vídeo: Pluspy. Vídeo donde le veíamos drifteando su AE86. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de una época donde el hecho de hacer grabaciones de las fechorías en coche, era prácticamente desconocido.

Éste fue el primer campeonato profesional de drift en japón. Efectivamente, Tsuchiya se llevó el titulo no oficial de “Fundador del Drift”. Increíblemente, esto solo es el pico del iceberg de la carrera de Keiichi Tsuchiya.

Durante la década de los 80, el piloto Japonés compitió en el certamen All Japan Touring Car, sumando muchas victorias a bordo de su Toyota AE86 D2. Fue aquí cuando las habilidades del piloto japonés deleitaban al público, ya que a pesar de ir en cabeza y arriesgar sus posibilidades, durante las últimas vueltas hacía derrapar durante todo el circuito su coche. Por ello tiene el título de “Drift King”.

Tsuchiya también compitió con Civic, BMW y Ford Sierra, ganando de tal modo una gran reputación demostrando sus manos al volante. Hay que tener en cuenta que competía contra pilotos que provenían de familias bien acomodadas que tenían ventajas considerables para su financiación.

Hacia el año 1992, Tsuchiya-san logró establecerse en el top de de los pilotos de competición, cosa que desencadeno en que sus servicios fuesen demandados. De repente se vio pilotando el famoso Taisan GTR del grupo A JTCC, aunque con él no era tan común que ganase las carreras. Pero esto fue un paso, una preparación para lo que estaba por llegar.

En el 1994 Tsuchiya-san recibió una llamada de Honda. Querían inscribirse en las 24h de Le Mans con un NSX queriéndolo a él como piloto dentro del equipo. Habiendo aceptado, ese año quedaron en la 18º posición, pero el siguiente volvieron para hacer victoria. Con Tsuchiya como piloto, Honda también ganó las 12h de Tokachi, además de haber quedado 5º en los 1000km de Suzuka. Todo esto creó un vínculo entre él y Honda que todavía dura a día de hoy.

Durante los siguientes años, Tsuchiya-san estuvo conduciendo todo tipo de coches, desde Supras hasta Porsches, incluso Dodge Vipers en la JGTC. En 1997 volvió a correr en Le Mans y clasificó en 10ª posición a bordo del McLaren F1 pero, por desgracia, tuvieron un fallo mecánico. Para cualquier persona esto podría ser motivo de un bajón emocional, pero lo único que le produjo a Tshuchiya fueron más ganas de correr el siguiente año con hambre de victoria.

En 1998 Toyota empezó el desarrollo de un Vehículo de competición con el objetivo de ganar las 24h de Le Mans. A pesar de haber sido construido por el equipo Europeo de Toyota, el coche, al que llaman el GT-One, tenía a todos sus pilotos de nacionalidad Japonesa. Lo componían Keiichi Tsuchiya, Ukyo Katayama y Toshiyo Suzuki. El equipo logro quedar 9º aunque en 1999 fue a por todas.

Tsuchiya fue seleccionado junto a Ukyo Katayama para conducir ese coche que se consideraba un posible vencedor. Una larga batalla contra Mercedes y BMW, después de sufrir un problema en el neumático al luchar por la primera posición, el BMW consiguió alzarse con la victoria dejando en segundo lugar a Tsuchiya y Katayama.

Del 2001 al 2003 Tsuchiya-san compitió al volante del Honda NSX del equipo Arta en la Super GT y se retiró de la competición profesional en 2003 aunque a día de hoy sigue envuelto en el manejo del equipo Honda Racing en la Super GT.

En 2007 el legendario equipo Arta con su NSX llamaron a Keiichi Tsuchiya para que batiese el récord de Tsukuba en vuelta rápida. Y así lo hizo, marco un tiempo de 51.6 segundos, 1.2 segundos por debajo del récord existente.

Como su video Pluspy de hace 30 años, este clip fue visto por todo el mundo. Esta vez sirviendo de inspiración para ese deporte que estaba en alza y cada vez apuntaba más alto, las carreras de Time Attack. A día de hoy, solo un equipo ha conseguido batir el record de Tshuchiya-san, y fue Suzuki-san a mandos del S15 de Scorch Racing. Vale la pena recordar que el tiempo que marcó el NSX fue con slicks. Los dos campeones de Tsukuba se verán por primera vez este año en el WTAC (World Time Attack Championship).

Ian Baker, organizador del WTAC, comenta que están contentos por tener a Tsuchiya-san en el campeonato este año. Es una oportunidad única en la vida el poder conocer a esta leyenda Japonesa del mundo del motor y sobre todo de verlo en directo en acción.

¿Que creéis que hará Tshuchiya-san en el WTAC? Suponemos que seguirá dejando boquiabierto, tanto a los participantes como al público.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

9 Comentarios

Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =

Cómo llegar a Daikoku Futo y no morir en el intento.

Keiichi Tsuchiya vuelve a la acción. ¡Que tiemble el WTAC!