Dodge Viper RT/10. Un americano especial

En el circuito de Cataluña, estábamos mi compañero Rodrigo, Alberto y yo, observando el BMW i8 que había en el “village” del evento Rallyclassics. De repente, una mancha amarilla empezó a asomarse por el horizonte, viniendo hacia nosotros. Al principio veíamos algo bajito y ancho. Conforme se acercaba y las líneas se iban dibujando mejor gracias a los reflejos de un abrasador sol de mediodía, apreciamos el coche que era. Estábamos ante uno de los coches americanos más icónicos de los 90: el Dodge Viper RT/10.

Un Dodge Viper RT/10 muy especial por su color. ¡Sólo 39 iguales en todo el mundo!

En efecto. Pocas veces había tenido el placer de poder fotografiar un Dodge Viper RT/10. Se trata de la segunda ocasión que puedo tener frente a mi lente un ejemplar como éste. La primera ocasión la recuerdo con 16 años, cuando practicaba un poco el “carspotting“. Me topé en Sabadell (Barcelona) con uno de color rojo, matriculado en el concesionario local en el año 93. Nada que ver a esta unidad en color amarillo que tiene el especial atractivo de ser una de las 39 unidades que únicamente existen a nivel mundial.

El Dodge Viper RT/10 de 1992 fue todo un icono en el panorama automovilístico de USA. El modelo de pruebas, o “mula” como se denominan cuando circulan en esta fase experimental, fue dotado de un V8 pero posteriormente y tras el visto bueno de Lee Iacocca (el entonces director del grupo Chrysler), el modelo de producción salió a la venta con el poderoso V10 de 7.9L, 400 cv y 662 N·m de par máximo. Para muchos la potencia de este V10 estaba muy desaprovechada, pues la relación potencia por litro tiene un resultado de poco más de 50 cv/litro.

Esta desmesurada fuerza no estaba controlada de ninguna manera, es decir, el Dodge Viper RT/10 no ofrecía ningún tipo de control de tracción que limitara la cantidad de par transmitida a las ruedas. Tampoco tenía ABS, lo cual hacía que su conducción para muchos, sea más pura. En este aspecto

La carrocería se especula que estuvo basada en el Shelby Cobra. Su largo morro, sus dos plazas y su posición de conducción muy próxima al eje trasero recuerdan mucho al mítico supercar de los 60 con motor 427.

No obstante y a pesar de las críticas, el Viper tuvo una acogida excepcional entre el público estadounidense. Se trataba de un coche radical, con un par motor brutal a pesar de su relativamente escasa potencia. La estabilidad era muy buena debido a sus enormes neumáticos traseros y su centro de gravedad bajo. El reparto de pesos de este Dodge Viper RT/10 no era tan óptimo al tener un V10 acoplado a una caja de cambios manual de 6 velocidades en la parte delantera. ¿Cuánto pesará el conjunto? No lo sabemos pero una barbaridad seguro sabiendo que, solo el monstruoso V10, pesa 323kg.

Tras el éxito del Dodge Viper RT/10, en 1996 se empezaron a fabricar modelos del Viper como el GTS, el GTS-R o incluso ACR llegó a mejorarlo. Por nuestro objetivo han pasado todas las generaciones del Viper. ¿Tu con qué generación te quedas?

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =

Joyas del SEMA Show. Lamborghini Huracan LB

Dodge Viper RT/10. Un americano especial