Me encuentro un S15 y con él, una lección de respeto.

¿El país más seguro del mundo?

Después de años viviendo en España, uno aprende a que debe esconder y/o asegurar todo aquello de valor que consigue con esfuerzo, sudor y a veces lágrimas para que el prójimo no venga a destrozarlo en cuestión de segundos. Y aunque moralmente nos han educado para no cometer este tipo de actos, siempre aparece el incívico/a para generar aún más desconfianza sobre el prójimo.

Y la verdad es que es una pena… viviríamos todos muchísimo más cómodos y felices sabiendo que nuestras cosas están siempre seguras allá donde las dejemos…

¡Lo sé! Se que estás pensando que aún siendo Japón una de las ciudades más seguras del mundo, también hay robos y otros delitos y tampoco puedes fiarte al 100%, pero en este caso… ¿Cuántos creéis que podríais aparcar vuestro coche en la calle junto a llantas y accesorios con total confianza? Dicen que cuando le robas a un japonés, le estás robando un trozo de alma y eso debe pesarte el resto de tus días.

Deben tomarse muy apecho este dicho, pues este Nissan Silvia S15 lo encontré tal y como lo veis en estas fotografías mientras daba un paseo en bicicleta por la ciudad de Kyoto.

Esta unidad es una variante Spec R, una versión turbo que monta el mismo motor SR20DET que su antecesor Nissan 200sx S14, aunque con algunas mejoras que le permiten trabajar a 250cv con desahogo.

Este estilo me recuerda al que se está poniendo de moda en España y en general en todo el mundo. El uso de añadidos como los pasos de rueda para aumentar las dimensiones del ancho de vías le dan ese toque que tienen los mejores coches de carreras. Algunos solo piensan en ello como un toque estético sin terminar de pensar en el porqué, otros solo aman las carreras y lo reflejan en su propio coche.

-Pues oye Alberto… vete de España si no te gusta.. ¿no? la típica respuesta “hater” que te dirá el típico que le da igual todo, pero que como le pase algo a él quiere tomarse la ley por su mano. No sé, sinceramente pienso en que la avaricia y el odio hacia los demás está destruyendo todo lo que tanto nos ha costado construir (y ya no hablo solo de coches). Deberíamos tomar ejemplo y disfrutar más.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

40 points
Upvote Downvote

Total votes: 37

Upvotes: 35

Upvotes percentage: 94.594595%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 5.405405%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =

De la segunda hasta la última generación de Subaru Impreza. Prestaciones y diferencias.

Me encuentro un S15 y con él, una lección de respeto.