Road to Atlanta. Deane supera el bache de la segunda ronda.

Pocos esperaban que James Deane obtuviera la victoria en la primera ronda de Long Beach, sin embargo, así lo hizo. Fanáticos de la Formula Drift se levantaron, sobretodo en Europa, ya que parecía como que alguien nuevo y de afuera empezaba a meter caña en américa, como ya sucedió con Daigo Saito.

Pero en la segunda ronda, en Orlando, vimos el Deane más humano, capaz de errar… y parecía como si esa ilusión empezara a desvanecerse un poco entre el público.

¡Pero después llega el “Road to Atlanta” y lo revienta de nuevo! Le ha dado la vuelta a la tortilla de nuevo.

Como sabéis, los viernes son para las clasificaciones. Aquí Vaughn Gittin jr. volvió a petarlo y obtuvo la puntuación más alta (94 de 100). Con esta, es la segunda vez en este año que consigue la mejor puntuación.

El top 32 comenzó de lo más húmedo en el ambiente por lo que los pilotos tenían que ir con pies de plomo para evitar ser escupidos fuera de pista como Justin Pawlak con su Mustang Roush. A medida que iban corriendo, la pista parecía que iba secándose.. Una situación complicada y que generaba duda entre los pilotos de cara a como afrontar cada curva.

El top 16 tubo un retraso debido a que el coche de Hohnadell-Jones perdió una cantidad considerable de liquido dejándolo totalmente esparcido por toda la pista. Alguien tenía que limpiar la pista. Entre eso y que ya quedaban pocos minutos de luz, la pista se enfrió rápido. El top 16 también vimos como caían grandes pilotos como Field, Heilbrunn, Essa y DeNofa después de un OMT contra Tuerck.

Al igual que en Long Beach, Deane y Forsberg se volvieron a ver las caras en el top 8, pero esta nueva oportunidad no le dió al piloto Forsberg la victoria.

Bluss y Piotr Wiecek, el segundo piloto de Worthouse con el S15 lucharon en un OMT, donde Bluss consiguió un gran mérito por aproximamiento en la Zona 2 y llevándose la victoria en esta ronda.

Gittin también luchó como nunca en este circuito tipo “sube y baja”. Aunque el americano no logró extender su derrape más que el de su rival Bluss por lo que se quedó en el top 8.

Hohnadell, Deane, Bluss y Kearney fueron los 4 pilotos que llegaron al top 4. Después de una dura batalla con roces y golpes entre Bluss y Kearney, Bluss tuvo que retirarse ya que no pudo afrontar el último OMT ya que su BMW necesitaba una reparación que superaba el tiempo permitido entre batalla y batalla. Entre Hohnadell y Deane la cosa fue más limpia. Un error de Hohnadell no le permitió recuperar la ventaja que consiguió Deane.

La última batalla de la tercera ronda pareció injusta para algunos. Parecía como que Kearney iba a ser el ganador absoluto, pero el jurado no lo vio de así y terminó decantándose por el irlandés.

 

Con esta nueva victoria, James Deane ya suma un total de 245.00 puntos. Parece que el inglés va a por todas y ya supera a Dean Kearney con una diferencia de 59.00 puntos. ¿Qué ocurrirá este fin de semana en la ronda de Gauntlet? Hagan sus apuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 4 =

Nissan GTR R35 2017. 699 CV de puro rendimiento

Road to Atlanta. Deane supera el bache de la segunda ronda.