Magnus Walker. Su vida son los 911

Una pasión. Un estilo de vida. Más que un sentimiento. Así lo vive Magnus Walker. Los Porsche 911 han pasado a ser parte de la historia, y así lo vive él, con su garaje repleto de estas joyas. Si lo unico que sabes de el, es que sale en el nuevo Need For Speed, ponte comodo y disfruta de la historia de este autentico Porschehead.

Así es Magnus Walker. Get out and drive!

Quizás no és tan conocido como Akira Nakai, fundador de RWB, pero Magnus Walker también es un amante innato de los 911. Suponemos que es algo que se lleva en la sangre, una sensación que un día despierta para no dormirse jamás. Magnus lo descubrió con tan solo 10 años, cuando su padre lo llevó a un salón del automóvil y aún gustándole todos los coches se enamoró de uno que le llegó a quitar el aliento, un Porsche 911 Turbo con la decoración de Martini Racing que le marcó de por vida.

Desde que pudo adquirir su primer 911 se propuso una meta, conseguir coleccionar todos los Porsche 911 desde 1964 (año en el que se lanzó al mercado) hasta 1973, en el que se produjo el Porsche 911 Carrera RS. Efectivamente, uno de cada año. Comenta en el documental Urban Outlaw, que la pieza mas difícil de adquirir fue el del 64. Cada uno de los vehículos que adquiere los restaura hasta dejarlos impolutos, tal y como él quiere que luzcan en su colección.

Y no solo los tiene expuestos como si de Huevos de Fabergé se tratasen. Al vivir en Los Ángeles, tiene varias rutas localizadas en las que puede disfrutar de todos y cada uno de los 911. En 2001 descubrió el Club de Propietarios Porsche y su primer trackday fue en 2002. Desde entonces ha recorrido el país con este club, exprimiendo al máximo sus joyas en circuitos como Laguna Seca, Las Vegas Motor Speedway o el California Speedway entre otros.

Magnus Walker es de ese estilo de personas que viven con el fin de lograr sus sueños. Dice, que todas las noches piensa y sueña en los proyectos que está llevando a cabo y en futuros proyectos para superarse continuamente. Eso es pasión por lo que uno hace. Eso es pasión por los 911.

Realmente impresiona ver como él mismo hace casi, por no decir todo, lo que les hace falta a los Porsche que restaura. Si es necesario retapiza cualquier parte del 911, marcando, cortando, encolando y cosiendo todo con sus propias manos.

Porsche 911 1971. El 277

Si hay un Porsche 911 característico que se nos viene a la cabeza al pensar en Magnus Walker, ese es el racecar del 71, con el famoso numero 277. Según sus propias palabras, se trata del equilibrio perfecto entre coche de circuito y de calle.

A lo largo de los años, por su vano motor han pasado un 2.4, un 2.7, un 2.5, y ahora un 2.6. Ha sido una autentica mula de swaps, ya que le sale mas barato encontrar un motor y cambiarlo, que reconstruir el que ya tiene, y mas ahora, con los precios de los 911 y sus recambios poniéndose por las nubes.

El dice que no le hace falta un motor de 400 cv, sigue una filosofía de minimalismo y utilitarismo, con una potencia de salida “baja” y una reducción de peso, que le dan el equilibrio perfecto. Todo esto, junto con barras de torsión de 23 y 30 mm, un aumento de ejes, frenos procedentes de un SC y barras antivuelco atornilladas, convierten a este 911 en un autentico “pie a tabla”, lo que le permite ir pisando a fondo el acelerador en la mayor parte del recorrido del circuito, sobre todo en Willow Springs, que se lo conoce como la palma de su mano.

En cuanto al aspecto exterior, tal vez, lo que mas llame la atencion sean los colores elegidos, nada raros para los que conocen la escuderia Brumos Racing, en los que esta inspirado este 911. Ademas, lleva instalados los pasos de rueda del modelo RS y las llantas Outlaw 52. Todo un conjunto, que a los mas puristas tal vez les repulse, pero que personalmente le dan al 911 una personalidad muy distinta a lo que estamos acostumbrados a ver.

Pero su historia no acaba aquí, tiene una gran colección de 911 en el garaje, y todos y cada uno de ellos, tienen una historia que contar, un detalle que los hace diferentes. Magnus Walker ha roto las reglas mas puristas de los 911 y la verdad, es que esta haciendo un trabajo excepcional. Ademas, últimamente esta extendiendo su colección de Porsche hacia otros modelos de la marca de Stuttgart. Esperemos que siga sorprendiendonos con creaciones tan originales como las que ya posee. Si quieres saber más sobre el, puedes visitar su blog o seguirlo en las redes sociales. Y ahora, como el mismo diría, get out and drive…

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 4 =

Revelan los iconos del nuevo Need for Speed

Magnus Walker. Su vida son los 911