Importar un Toyota Supra MKIV. Un sueño hecho realidad

Devolvió esa centralita a esa gente que, de primeras no quería reconocer el error, pero finalmente le devolvieron el dinero, y Nino de nuevo volvió a ayudarle, consiguiéndole una centralita de Estados Unidos. Esta vez, comprobando que proviniese de un Toyota Supra MKIV Japonés. Una vez la recibió, la conectó, lo salió a probar y finalmente el coche funcionaba como debía. Os parecerá mentira pero, a las dos semanas el coche empezó a ir bastante mal según nos cuenta. El relentí era muy inestable. Tras más comprobaciones le dio por trastear las poleas aftermarket que antes tenía instaladas en el motor atmosférico y que no le habían dado ningún problema, y vio que una estaba descolocada y la otra había dejado marcas de haberse movido. Lógicamente precedió a cambiarlas por las originales del 2JZ-GTE y el problema desapareció. Y lo último que tuvo que hacer fue cambiar el embrague nuevo que había comprado por uno cerámico para evitar que le patinasen las marchas. La verdad que para importar un Toyota Supra parece que hay que estar bien preparado emocionalmente.

Hacía tiempo que tanto Niko, dueño de otro Supra MKIV, como yo, le decíamos a Carlos que bajase a Barcelona. Niko quería enseñarle el buen material de coches japoneses que hay por aquí, y conmigo tenía pendiente este reportaje de fotos que estáis viendo en este instante. Y Carlos prometió que si tenía el coche a punto vendría. Y así fue, es un hombre de palabra. Ahora el coche está recién pintado y luce genial el conjunto, ya que las Rota Grid Drift en 18×10″ son perfectas para casi cualquier coche japonés. En lo que a rendimiento se refiere, lleva intercooler Apexi, linea de escape entera con downpipe cambiada, kit de admisión de alto flujo, embrague cerámico Stage 4 Competition Clutch y por supuesto, el motor que funciona en perfectas condiciones, aunque para pararlo necesita frenos de 8 pistones delante y 6 detras. Ahora Carlos puede decir que el Toyota Supra MKIV 2JZ-GTE “está terminado”. Y ya sabéis porque lo pongo entre comillas. Sabemos que le seguirá haciendo cosas con tal de alcanzar o rozar la perfección. A modo de aportación, le dejaré escrito en este post que podría cambiar el color azul del mueble de las esferas por negro o cambiar la pieza entera en carbono. Ahí lo dejo.

Para terminar, me gustaría dejar constancia de algo que Carlos remarcó en la conversación que tuvimos. Y es ese dicho que tanto se utiliza pero que pocas personas han podido comprobar a gran escala, y es aquello que dice que quien algo quiere algo le cuesta pero que todo esfuerzo tiene su recompensa. Importar un Toyota Supra MKIV y tenerlo en el garaje a día de hoy, le ha llevado tanto trabajo que si mira atrás aún no cree que lo haya conseguido. Ha tenido que trabajar en lugares donde poca gente querría trabajar, con sueldos que a penas rozaban el salario mínimo. Cambiar horas de sueño por horas con las manos en el coche y, sobre todo, muchos dolores de cabeza por el tema de la matriculación y homologación. Pero cada vez que sentía un bajón, el querer cumplir su sueño y la aprobación de su chica le hacían tirar hacia adelante. Y mirando al pasado, confirma a día de hoy que no se arrepiente de nada y que lo volvería a hacer sin dudarlo. Cierto es que dicen que no hay que basarse en las cosas materiales y quien lo hace, se le tacha de materialista a la primera de cambio, pero discrepo al 100%. Hay enseres materiales que uno quiere conseguir no solo por lo que es, sino por todo lo que te puede aportar posteriormente, como por ejemplo amistades, momentos y vivencias, aprendizaje, etcétera. Son piezas que significan mucho más de lo que uno puede llegar a imaginar. Partes del puzzle de la vida que uno necesita para sentirse completo. No hablamos de querer una joya o un coche para tenerlo sin más. Para Carlos, tener el Supra significaba además, empezar a formar parte de una cultura del motor que tanto se esta extendiendo y a la que los anglosajones le llaman Homemade. Ahora, el Toyota Supra MKVI forma parte de su vida.

Rodrigo Yufe
Instagram: @rodrigo_freshimports

What do you think?

35 points
Upvote Downvote

Written by Rodrigo Yufe

Comments

Leave a Reply
  1. Una historia retorcida de cojones, muchos tirarían la toalla a mitad del camino y tratarían de encasquetarle el proyecto a otro. Enhorabuena al propietario por no rendirse y lograr dejar el coche como se merece. Saludos de parte de otro dueño de uno de esos Toyota míticos de los ’90.

  2. Preciosa cronica, todos los que hacemos algo asi sabemos lo que cuesta, las horas que dedicamos a ello y todo el esfuerzo y dinero invertido…y no hay nada mejor que quien te quiere te apoye y lo haga contigo. Felicidades por el coche!

  3. Me ha alegrado mucho leer este post, como ya he comentado en otras ocasiones… sueño con este coche. Y que historia… Me alegro mucho por Carlos, disfrútalo compañero 🙂

  4. Lo que más se aprecia de Carlos es la paciencia y determinación para terminar su proyecto y cumplir su sueño a veces todo se junta para hacerte perder tus sueños pero tienes que ser persistente para cumplir tu objetivo

    • Los números de la matrícula no coinciden con los de la realidad, los hemos editado para no tapar la matricula con las letras “JDM”. Saludos.

  5. Hola, quisiera ponerme en contacto con Carlos el dueño de este tremendo Supra. Tengo el mismo deseo que tu y me encantaría empezar el camino de tener una de estas pedazo de máquinas. Espero contactar contigo. Vivo cerca de Alicante. Un saludo. Muy buena historia.

  6. Hola Carlos, para empezar decirte que todo sufrimiento tiene su buena recompensa y tu te lo has ganado 😉 me gustaria ponerme en contacto contigo, para preguntarte unas cosas sobre el bicho si es posible. Gracias
    Un saludo

  7. Enhorabuena por ese gran proyecto. Sobre todo tienes suerte de contar con una novia así de comprensiva; muchas acabarían matando al novio, jeje. No la dejes escapar.

  8. woow que historia la de carlos, un sueño echo realidad, que ganas de tener 2jz-gte, solo falto el video de ese supra llegando al corte para deleitarnos con ese hermoso sonido.

    saludos desde chile.

  9. Hola amigos, muy interesante su artículo.

    Verán esta es mi historia: como muchos de ustedes el Supra siempre ha sido el carro soñado y para suerte mía lo encontré, actualmente vivo en Venezuela pero debido a la crisis económica que atravesamos me he visto forzado a irme a España (cabe destacar que soy hijo de españoles), el viaje se aproxima y como podrán adivinar no tengo la menor intención de vender mi coche, así que averigüe aquí y allá y di con una empresa que puede enviar el coche hasta España. Ahora el problema es: Que debo hacer para ingresar mi coche legalmente al país? (he leído de la ITV y ahora de homologaciones necesarias), cuanto seria el gasto aproximado? con quien puedo contactar?

    AYUDAAAA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 3 =

Loading…

0

Volkswagen Golf Mk1 de BBM Motorsport. Proyectil tierra-tierra

¿Qué hacer el domingo? Ponemos la solución a esos días perezosos…