Coches Clásicos en Terrassa por tercer año consecutivo.

Si eres un amante del mundo del motor, seguro que has visitado durante uno de esos domingos en los que no hay nada que hacer cualquier evento de coches clásicos en alguno de los pueblos más cercanos a tu casa. En este caso, este evento no es comparable al que mencionamos, porque cuando ves juntarse a más de 300 coches clásicos y mitos de la automoción aun que no tan clásicos, en un mismo recinto sabes que asistes a un evento con calidad.

El Motor Classic Club Terrassa hace realidad un año más el sueño de muchos, una cantidad ingente de coches de calidad en un mismo recinto.

La idea de pasar el día entre amigos fue buena, a media mañana allí estábamos, tres cuatro coches en la entrada del evento, donde no nos pusieron ningún impedimento a la hora de entrar, excepto un pequeño desnivel en el que todos tocamos los bajos del coche al entrar.

Pasado este pequeño pero a la vez gracioso percance, aparcamos lo más cerca posible entre nosotros. Para cubrir este evento, me acompañaba mi compañero y gran amigo Xavi, así que nos bajamos del coche y nos pusimos mano a la obra, aunque primero con nuestros pequeños mimados.

Seguro que también os suele pasar eso de aparcar el coche y encontrarte con conocidos con los que a pesar de no hablar con ellos día tras día, te alegra inmensamente de verlos y conocer acerca de las nuevas modificaciones sobre sus coches.

Como suele pasar, a no ser que sea una concentración específica de otras nacionalidades de vehículos, en ésta predominaban los vehículos europeos entre los cuales pudimos ver un adelantado a su época como el Citroën DS con sus faros autodireccionables, suspensión hidroneumática y unas líneas totalmente atemporales.

Entre los asistentes pudimos ver máquinas salidas del mundo de los rallys, como por ejemplo los conocidísimos Lancia Delta HF Integrale, una máquina de tracción integral que aún levanta pasiones entre los aficionados de este mundillo.

Aunque también estuvieron algunos antepasados de estos WRC de calle, como era el Grupo B. Allí vimos una unidad del Renault 5 Turbo, un compacto con motor trasero de 1.6L Turboalimentado que marcó una época, igual que el otro derivado del Grupo B que se ve en la misma imagen, el Audi Quattro B2, también conocido como UrQuattro. Se trata de un coupe que monta un 5 cilindros 20 valvulas turboalimentado, un motor que se sigue utilizando hoy día en coches como por ejemplo el Audi RS3 del que se extraen nada más y nada menos que 400cv.

Siguiendo en Alemania, como iba a faltar alguna unidad del BMW M3. Allí se reunieron las 3 primeras generaciones, el E30, E36 y E46. No es derivado de los rallys, lo es más bien de la DTM, pero aseguramos que se trata de un coche con una conducción muy radical.

A decir verdad el tuning alemán siempre ha marcado diferencia desde incluso cuando en España se vendian a toneladas las revistas de modificaciones y no las típicas informativas de nuevas tecnologías en la automoción o nuevos modelos que salen a la venta. Aquí lo vemos claramente tanto con el Corrado G60 como con el BMW E24.

Hasta los asistentes de más corta edad iban montados en sus clásicos, no querían perderse bajo ningún concepto el festival organizado por el Motor Classic Club Terrassa. No es la primera vez que cubrimos este evento, así que ya sabíamos a lo que íbamos a exponernos hasta con los más pequeños.

¿Como iban a faltar los de Stuttgart en una concentración de coches clásicos? Acompañando a los clásicos G-Body anteriores al 930, allí se presentaron dos unidades del 996 Turbo, un coche que tuve el placer de probar hace unos años, prácticamente con la licencia de conducir recién esterada. Sin duda puedo afirmar, salvando las distancias con coches más modernos, que es increíble como el asiento te engulle al pisar a fondo el pedal derecho.

Alguno de los asistentes se lió la manta a la cabeza, como hace cada año y vino desde lejísimos con su coche de 40 años, un Opel Kadett GTE de 1977 con su caravana a juego. Un proyecto alucinante sin lugar a dudas, puedo afirmarlo totalmente.

Algun club como el de propietarios de Toyota Celica Carlos Sainz de toda españa se presentó allí con varias unidades de este WRC para calle, uno de ellos al que le hicimos un reportaje hace un tiempo. ¿Lo recuerdas?

Siguiendo con los WRC de calle… ¿Sobran las palabras, verdad? Las siglas RS y la Palabra Cosworth unidas endulzan la vista o los oídos a cualquier amante del motor, porque se piensa en estos dos modelos tan emblemáticos para el mundo de los rallys.

Aunque precisamente, no tan clásicos, nos topamos con los que serán dos futuros clásicos que muy probablemente se revalorizarán mucho por el hecho de ser unas ediciones muy especiales. EL primero el Abarth 500 Biposto, una serie del conocido Hot Hatch pensada sencillamente para ir al circuito, todo el interior en fibra de carbono, display de LCD en la consola central para controlar el estado del vehículo, caja de cambios de dientes rectos y un extra tan de circuito como son las ventanillas en policarbonato para reducir peso al máximo.

Otro, una unidad de las 333 fabricadas del Audi A1 Quattro. Un Hot Hatch también con 256cv disponibles bajo tu pie derecho. Un compacto con partes del Audi TT RS en el tren trasero y que gracias a su tracción integral y su 2.0 TFSI puede hacer que te lo pases muy bien en una carretera revirada o en un circuito en el que el manejo predomine por encima de la potencia del coche.

Desde el año 1991 se empezó a comercializar el Audi 80 B4, la cuarta generación de este conocido modelo de la marca de los cuatro aros. La idea de hacer un cabriolet para este modelo triunfó, tanto que hasta día de hoy los seguimos viendo impecables a la par de preparados. Suspensión neumática, llantas Porsche personalizadas, y un sin fin de extras que hacen a ésta unidad única.

Como iba a faltar Michael Knight en esta concentracion de coches clásicos en Terrassa… También estuvo allí con su flamante Pontiac Firebird. Todo un espectáculo ver en vivo este coche, todo el interior es el mismo que el de KITT. ¡Una obra de arte con ruedas!

Una de las rarezas más excepcionales que pudimos ver fue este fantástico Lotus Eclat 2.2. Se trata de un deportivo con chasis tipo fastback que monta un motor delantero de 4 cilindros inclinados a 45º fabricado por Vauxhall y que transmite el movimiento a las ruedas traseras mediante una caja de cambios getrag de 5 velocidades. Solo os decimos que se fabricaron alrededor de 1500 y que de los que quedan, en UK hay contabilizados a penas 604.

Algún que otro japonés se dejó ver, eso si con estilos muy distintos. Empezamos con un “modesto” Mazda MX-5…

Pasando por un Nissan S13, debilidad de muchos los Schassis.

Continuando por un Subaru Impreza WRX GC8, igual que el que fotografiamos junto al Celica GT-Four mencionado anteriormente.

Y acabando con otro de los más idolatrados últimamente por el público Hondero, el Civic de 4ª generación.

Para seros sinceros, se trata de un evento al que debes asistir, es más, os animamos a asistir con la familia ya que ser vive un ambiente muy cercano en el que los más pequeños pueden ver coches que, cuando crezcan a penas verán circular. Solo hay un punto negativo, y es el de siempre. Por desgracia siempre se acaba colando gente que no sabe llegar, aparcar y disfrutar de los coches, sino que llegan cortando inyección desde que entran por la puerta hasta que paran en su sitio, no sin antes hacer derrapar las ruedas en medio de un parking lleno de asistentes… Luego nos lamentamos, pero si no combatimos esas formas de actuar in situ, poco cambiaremos este mundillo.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =

Lotus 91/2 El último Lotus que Colin Chapman vio ganar

Coches Clásicos en Terrassa por tercer año consecutivo.