Reunión de clásicos en Montjuic. Pequeña pero intensa.

Hace algo más de una semana, como cada último fin de semana de mes, se volvieron a reunir los clásicos en Montjuic. Bueno, clásicos y no tan clásicos, ya que varios amantes del motor con sus máquinas decidieron hacer acto de presencia. El único inconveniente que hubo fue la meteorología.

Reunión de clásicos en Montjuic. La meteorología quitaba las ganas de asistir.

Chispeaba y parecía que iba a caer la de San Quintín y aunque luego no cayó ni una gota más y hasta salió el sol, la mayoría de los participantes que suelen ir a este evento prefirieron no sacar sus reliquias a la calle debido a esa previsión del tiempo. Una pena, ya que cuando hace buen tiempo suelen llenarse al máximo.

Xavi nos adelanto que en el instante en el que se predice que el tiempo no va a ser agradable, la mayoría de los asistentes deciden quedarse en casa. Aún así, varios fueron los coches que nos sorprendieron. Como por ejemplo este Renault 8 bastante preparado para competir que lucía llantas Braid D-156.

¿Y que me decís de este Authi Mini 1000? En un estado de conservación perfecto, recordaba esa década de los 70, en la que coches como éste circulaban por nuestras calles. Éste modelo fue el “hermano pequeño” del conocido Mini 1275-C.

¿Os acordáis del Opel Manta? Este en concreto es la variante GSi, un ejemplar comercializado con la motorización “20E” con 110cv de potencia. ¡Una cifra nada despreciable si tenemos en cuenta que pesa 1060kg en vacío!

Un clásico que me llamó muchísimo la atención fue este Renault 4cv. Os puedo asegurar que al verlo daba la sensación que el tiempo no había pasado. Las antiguas formas lo delataban pero su estado era 10/10. Con sus 3,63 metros de largo y sus 17 CV que le permitían alcanzar los 90 km/h, marcó un antes y un después en la cultura automovilística francesa y española. Años más tarde se fabricó uno con 21 CV de potencia. En 1951, FASA (Fábrica de Automóviles, S.A.) dio rienda suelta a su fabricación en Valladolid, aunque hasta 1953 no fueron presentadas las primeras 12 unidades. Indiferentemente, su versión francesa se presentó en el Salón de París en 1946.

Otra reliquia del segmento A, como el Renault 4cv, fue éste que veis en las imágenes. El Seat 600. Un vehículo que se fabrico entre los años 1957 y 1973 en España aunque bajo la licencia de Fiat. Se trata de, probablemente, el coche más querido por nuestros abuelos, ya que seguramente fue el coche que les permitió motorizarse. ¡Su demanda llegó a ser tan grande que lo comprabas y no sabías que color iba a tener, ya que no podías elegir!

Uno de los motivos principales por los que en 1973 se dejo de fabricar fue que el pilar B del 600 era débil y estrecho. Eso dificultaba la instalación correcta de los cinturones de seguridad traseros cuando en que se obligo la colocación de los mismos en España.

Y este… sabemos que os encanta. Bueno… ¿y a quien no? Hemos hablado mucho sobre el Honda NSX en esta página, por lo que no me extenderé en explicaros lo que significa este coche. Le falta muy poco para ser un clásico aunque ya sea considerado como tal por la mayoría de los amantes del motor. He sentido lo que expresa este nipón en el viaje al norte de España que hicimos el año pasado donde pude analizarlo al detalle ya que dos ejemplares formaron parte del grupo.

Ese estrecho segmento de los hot hatch fue inaugurado por el veterano Golf MKI GTI. Más adelante todas las marcas batallaban por tener un compacto radical con un aspecto muy deportivo. Fiat entró al trapo con su Uno Turbo. Un compacto que desarrollaba 137 cv y que pesaba menos de 900 kg de peso. ¡Decirme si eso no es radical!

Otro de los WRC de los 90 es el Ford Sierra RS Cosworth. Una berlina con tracción integral, aunque también se fabricaron con dos ruedas motrices traseras, que albergaba bajo su capó un propulsor 4 cilindros turbo perfeccionado por Cosworth y que entregaba 220cv.

Un coche que a penas estamos acostumbrados a ver en España. Se vendieron muy pocas unidades del Integra Type R europeo en España, así que la mayoría son importados del resto de países de la UE. El poderoso B18C que entrega 180cv le confieren las características de un FWD atmosférico muy radical.

Quizás si os nombro a Jean Ragnotti se os viene a la mente este mismo coche. El Renault Clio fue el coche con el que, el idolatrado piloto galo, hizo de las delicias de los aficionados por todos los tramos del mundial. El Kit Car era un vehículo radical con 300cv atmosféricos y solo 2 ruedas motrices. La pareja ideal de baile.

¡Las rarezas nos encantan! Hemos visto muy poquitos de estos, y es que el Alfasud, fue el predecesor del Alfa Romeo GT de los 80. ¡Tiene un aspecto genial!

Otros dos que no eran clásicos pero hicieron acto de presencia como buenos apasionados del motor, fueron estos dos Evos. Mitsubishi quitó el sueño a muchas personas con la saga Lancer Evolution y no es para menos. Un vehículo de rally que puedes conducir por tu ciudad sin problemas.

Esperemos que la próxima concentración se apague por el clima y puedan asistir muchos más participantes. Sin lugar a duda, es una buena manera de pasar la mañana del sábado. 100% recomendable.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

11 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

5 Comentarios

Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =

El Round 1 de OSD en movimiento. ¡Revive ese fin de semana aqui!

Reunión de clásicos en Montjuic. Pequeña pero intensa.