BMW Driving Experience. Una experiencia para no olvidar.

Conduciendo por el Circuit de Catalunya con BMW’s.

Nos encantan este estilo de días. Bueno, como a cualquiera que le gusten los coches imagino. Participar en el BMW Driving Experience ha sido una actividad que nos encantó, dejándonos con ganas de más. Y no lo digo a modo negativo en absoluto, solo que esto de circular por el Circuit de Catalunya es como una droga, por lo que esperamos con muchas ganas la próxima edición de este evento que crea la marca Bávara.

BMW Driving Experience. Una prueba de conducción para conocer ciertas prestaciones de algunos modelos de la empresa.

Cada marca de automóviles tiene su manera de hacer, tanto para desarrollar sus modelos como para crear un día de actividades especialmente diseñado para sus clientes siendo este último el caso que os exponemos este reportaje. Os contare como transcurrió el día.

De entrada, BMW te recibe en un box del circuito totalmente acondicionado para la ocasión, donde te ofrecían un variado catering para desayunar, que posteriormente cambiaron para ofrecer otro tipo de comida ya que se acercaba la hora del mediodía. Este box era tanto para las personas que iban a participar en las pruebas de conducción como para los acompañantes, algo que se agradece ya que las pruebas duraban aproximadamente 1 hora en total.

La organización fue perfecta. Días antes se habían establecido varios grupos, de unas 12 personas aproximadamente cada uno, con tal de poder dividir el día en distintos turnos. Por ello, que cada persona sabía a que hora aproximada tenía que estar en el circuito. Y al entrar, te facilitaban una cinta de la cual colgaba un pendrive y la tarjeta con tu nombre y un número, el número que te identificaba con el grupo al que pertenecías.

Cuando te tocaba el turno, una azafata te acompañaba hasta la primera parada, un briefing donde explicaban cuales serían las actividades que realizaríamos, la seguridad que debíamos tener en cuenta en todo momento, la tecnología de los vehículos que tenían dispuestos para utilizar ese día en el BMW Driving Experience y algunos consejos para mejorar nuestra conducción.

Cuando mencionaron que los únicos vehículos que probaríamos serían los serie 1 por una parte y los serie 3 o 4 por otra, todos diesel, reconozco que tuve esa breve sensación de pérdida de interés, ya que imaginaba que un Driving Experience tendría disponible vehículos M para poder probar. Pero después de explicar exactamente que actividades haríamos volví a sentirme como un niño pequeño antes de recibir los regalos de navidad.

Después del Briefing nos acompañaron hacia el Pit Lane donde estaban los BMW serie 3 y serie 4. De allí nos iban a llevar hacia el trazado pequeño del circuito, donde probaríamos los Serie 1. Pero antes de subirnos a los berlina, una azafata nos volvió a comentar algo que ya nos habían dicho en el briefing y que esperábamos todos con ganas. Y era el sorteo de un co-pilotaje en un BMW M4. Por lo tanto se celebró el sorteo en el que 2 personas del grupo podrían disfrutar de esa experiencia. Por lo tanto, metí la mano en la bolsa llena de pelotas de ping pong esperando que me tocase la de color naranja convirtiéndome en uno de los ganadores y… ¡Voilà! ¡me salió la pelota que tanto esperaba!

Luego, como bien he dicho, nos llevaron al trazado pequeño y allí nos esperaban los monitores con los BMW 120d. De entrada estos coches no tienen un aire muy deportivo, aunque estos se veían algo más agresivos ya que tenían el Pack M instalado. Se trata de un vehículo diesel que entrega 190 cv de potencia. Nada mal para ser un compacto. Compitiendo mano a mano con los Audi A3 y los Mercedes Clase A se posiciona fuerte en un mercado con muchas ofertas en este sector. Así que, después de que el monitor me diese una vuelta de reconocimiento explicándome todo lo que se debía y no debía hacer, me tocaba conducir a mi. Y que queréis que os diga, después de haber probado un par de vueltas las sensaciones fueron realmente buenas. La prueba consistía en una frenada con giro brusco, luego había prueba de aceleración y posterior frenada de emergencia y más adelante había un Slalom. Una prueba corta pero intensa, suficiente como para disfrutar y entender el funcionamiento del vehículo.
Es lógico que estando dentro de un coche de una marca premium, aún siendo el más pequeño de la marca, uno se sienta realmente cómodo al volante. Pero si tengo algo que destacar es el nervio que tenía este 120d. Se nota muchísimo que tiene 400 Nm de par motor entre las 1750 rpm y las 2500 rpm. Me sorprendió el sonido que producía este diesel. Era como si tuviese un Active Sound aunque esto no podía ser ya que la marca alemana solamente los instala en los serie 2,3 y 4 en la gama M Performance. Podría destacar también el sistema de estabilidad que en BMW llaman DSC (Dynamic Stability Control).

Al terminar esta prueba, los Serie 3 y los serie 4 Gran coupe nos estaban esperando para llevarnos de nuevo al punto inicial, o lo que es lo mismo, al pit lane de donde empezaríamos con las vueltas al trazado grande del Circuit de Catalunya. Esta prueba me encanto, ya que no siempre uno puede probar dar vueltas en un circuito tan emblemático. Quiero dejar claro que no se trataba de bajar tiempos en pista, sino de probar las prestaciones de estas berlinas. En todo momento los instructores te daba las direcciones correspondientes para lograr mejorar la trazada, la la aceleración al salir de las curvas y el momento perfecto para cambiar de marcha, pudiendo así disfrutar más de la prueba de conducción. Una atención de 10 por parte de ellos.

Estaba claro que no eran vehículos destinados a la competición, pero ambos modelos con sus 258 cv de potencia y sus 560 Nm de par motor no dejaban indiferente a ninguno de los participantes. En mi caso, que tuve la oportunidad de probar el 430d gran coupe, tengo que decir que las sensaciones fueron muy buenas. Únicamente notaba que el coche “barqueaba” un poco, pero hay que tener en cuenta que al no ser un vehículo preparado para competir, la suspensión no sería igual a la de un deportivo de la marca, M4 por ejemplo. Para estos modelos la configuración que se estipula de fábrica debe ser de máximo confort y aunque muchos de vosotros podáis opinar que una suspensión algo más rígida puede ser igual de confortable, es lógico que para el tipo de público que quiera adquirir un 430d gran coupe una suspensión tan dura no sea de su agrado. Siempre les quedará la opción de cambiar los muelles por unos más rígidos como habréis hecho muchos de vosotros ¿cierto? Eso sí, al terminar la prueba se veían las caras de felicidad que tenía todo el mundo que los había probado.

Creedme, si algún día tenéis la oportunidad de hacer una prueba de conducción de este estilo, es mejor que la chulería os la dejéis en casa, ya que si demostráis que hacéis caso a las instrucciones al 100%, lo más probable es que el instructor os deje disfrutar más del coche que si entráis al mismo como si fueses un piloto de competición. Si optáis por la segunda opción, tened en cuenta que en el mejor de los casos solamente os dejarán dar una vuelta si no es que os hacen parar en medio de la pista para quitaros el volante.

Y para terminar con este día tan especial ¿que mejor que rematarlo con el copilotaje en el BMW M4? Ya solo subir, abrochándome el cinturón el piloto me hizo alguna preguntas para tantear que tipo de conducción me gustaba más. Solo le contesté que formo parte del equipo de Fresh Imports, y le explique que era un página de motor, a lo que me comentó que no hacía falta decir una palabra más. Salimos de pitlane, y ya en la primera curva empezó a cruzar el coche hasta enlazar una curva con otra. Parecía un baile completamente ensayado ya que, el otro M4 que había salido detrás de nosotros también había decidido danzar.

Recuerdo una escena que me quedó totalmente grabada en la mente en la que viendo por el retrovisor como el humo salía de los neumáticos de nuestro BMW M4, de repente apreció por detrás el otro M4 de color Yas Marina Blue, se abrió y nos adelanto en la curva completamente cruzado pasando a escasos centímetros del morro del nuestro. Os prometo que esa imagen la vi a cámara lenta consiguiendo que la adrenalina de mi cuerpo se disparase. Imaginaros esta escena a la vez que escuchas como roncan los 431 cv de cada uno de los M.

M4 experience. Gran experiencia dentro de esta joya Alemana! Gracias @bmwespana #bmw #bmwm4 #m4 @circuitdebcncat #wedofreshimports

Una publicación compartida de Rodrigo Yufe (@rodrigo_freshimports) el

El piloto me comentó que se trataban de una edición especial en la que llevan instalado una pequeña preparación llamada Competition Package que además de ciertas partes estéticas incrementa su potencia en 19 cv más. Me gustaría saber si alguien de vosotros lo pudiese verificar ya que tenía entendido que este Pack debería llevar unas llantas diferentes.

Indiferentemente me saco el sombrero ante Bayerische Motoren Werke (BMW) ya que se agradece que hagan eventos como estos para el público potencial y clientes establecidos. ¡Nos vemos a la próxima!

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =

Porsche 911 Turbo 3.3 Flatnose. Una de las rarezas de Stuttgart.

BMW Driving Experience. Una experiencia para no olvidar.