Las tandas en Montmeló entre amigos son mucho mejor.

Para alguien que le gusten los coches pocas cosas pueden ser tan satisfactorias como correr en unas tandas en Montmeló con tu gente, compartiendo esa pasión que tanto une. Por eso mismo, Alberto con su 350z, Manel con su GTI MKVI, Jonhy con su Nissan 200SX S14a (al que habéis visto por esta página en su versión más militar y posteriormente en ese violeta que tanto llama la atención) y demás amigos, decidieron que este pasado domingo 23 se reunirían para rodar en este circuito con trazado de F1.

Correr unas tandas en Montmeló es más sencillo de lo que parece

Con este título no quiero decir en absoluto que sea un trazado fácil. Me refiero a la facilidad con la que se puede acceder a correr en este circuito y poder decir que has metido tu coche en unas tandas en Montmeló.

No se trata de un circuito cualquiera. Desde que en 1991 abrió sus puertas a los primeros campeonatos, se ha convertido en un referente a nivel mundial, donde se corre tanto el gran premio de España de Formula 1 como el gran premio de Catalunya en Moto GP. Cuando decides que vas a correr con tu coche en unas tandas en este circuito, sabes que vas a disfrutar de todos y cada uno de los 4.627 metros que componen el trazado oficial. Ese simple hecho hace que valga la pena participar.

Alberto tenía muchas ganas de entrar con su coche. Pero esto es como todo, ese gusanillo siempre está en cualquier amante del motor, y a veces, se necesita ese empuje que te suelen dar los amigos. Y así fue, tanto Manel con su GTI MKVI como David con su Honda S2000, que quería probar las nuevas modificaciones de su motor, querían entrar a correr. Y como bien sabéis, una cosa lleva la otra.

Al parecer “los astros se alinearon”. Ya eran tres personas que habían dicho de entrar a correr a unas tandas en Montmeló. Y un día, David le escribió a Alberto diciéndole que era el momento. Se había creado un grupo de aproximadamente 20 colegas que querían entrar a probar sus coches. ¿Que incentivo hay mayor que este? Y así fue, una llamada a Manel bastó para que en cuestión de minutos tuviesen las entradas compradas.

Si varios de ellos no habían entrado todavía a unas tandas en Montmeló era por una sencilla razón. El circuito catalán es muy seguro, pero su asfalto es muy abrasivo. ¿Con esto que queremos decir? Sencillo, el vehículo sufre mayor desgaste, especialmente de neumáticos pero también sufren mucho los frenos, las largas rectas como por ejemplo la de meta, es un espacio en el que dependiendo del coche puedes llegar a alcanzar con facilidad los 220 km/h, y de esa velocidad tienes que bajar un par o tres de marchas para afrontar la primera curva. Por ese motivo durante esta primera tanda en Montmeló, tanto Alberto como Manel hacían un par de vueltas rápida y otra lenta para no abusar tanto de los coches.

Entrar a unas tandas en Montmeló no solo es pagar la entrada. Hay que tener en cuenta todo el desgaste, sobre todo de los neumáticos, frenos, motor, caja… No con esto os digo que no lo hagáis, sino todo lo contrario. Solamente que tengáis en cuenta que es un hobby relativamente caro. Eso si, ver las caras de los amigos al salir de pista era un cuadro. Parecían niños que acaban de recibir sus regalos de navidad.

En unas tandas en Montmeló te puedes encontrar con todo tipo de de máquinas preparadas, vehículos que jamás habías visto y sobre todo, siempre se deja caer por ahí algún clásico, como por ejemplo este espectacular Ford Escort RS Cosworth. Muy pocos se ven y menos en este impecable estado. Enhorabuena al dueño por mantenerlo así.

Ya sea con la pareja de copiloto, con un amigo o un familiar, todos disfrutaron de sus máquinas. Había quien prefería ir al límite y otros a probar sus coches, reacciones y sensaciones que se pueden notar sin a penas riesgos en un circuito como este. Hay participantes que compran su entrada para las tandas en Montmeló pero no fuerzan en ningún momento su coche. Hay gente que critica esta actitud por ser muy “lento”. Creo que todo es respetable, y siempre que este participante se aparte cada vez que venga otro a mayor velocidad, esta persona puede circular a una velocidad prudente durante toda la tanda. Esa persona puede querer sentir lo que es estar circulando con su coche en Montmeló únicamente.

Dicho esto, no dudéis en reuniros con vuestros amigos para disfrutar de unas tandas en el circuito que sea. Esta vez han sido tandas en Montmeló, pero la próxima quien sabe. ¿Os imagináis poder ir probando todos los circuitos del mundo?

IMÁGENES BONUS

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 4 =

Lotus Esprit V8-GT. Mucha potencia y mucho estilo

Las tandas en Montmeló entre amigos son mucho mejor.