Cristian’s Mazda RX-5

Como modificaciones de rendimiento observamos una línea de escape de 3″ custom hecha en Barcelona, a la vez que una caja de cambios de RX7 y el diferencial de Nissan S14, ¿vaya Frankstein no? Pues la cardan además de todo este mejunje es artesanal. Una pasada la de estudios y horas que lleva este coche encima.

Como buen coche de carreras incorpora un embrague cerámico de 6 palas, algo que para calle, no es lo más cómodo ya que el patinaje es nulo.

Del manejo se encarga D2 aportando unas suspensiones roscadas, que en conjunto con la dirección asistida de forma eléctrica hacen que llevar este coche sea muy divertido. Y como no, unos buenos frenos siempre ayudan, 4 pistones delante en cada pinza por parte de brembo, son los encargados de partirte los hombros con los arneses Takata, y un freno de mano hidráulico Ap es el encargado de clavar las ruedas traseras.

No cabe duda que el aspecto que luce este “Mazda RX-5” es muy bueno, felicitamos al propietario y deseamos verlo pronto en pista.

En cuanto a nuestros seguidores, esperamos que os haya gustado este reportaje con todo lujo de detalles, que paséis un buen viernes y miles de ojo en las carreteras durante el fin de semana.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =

Poniendo a prueba a las bestias

Cristian’s Mazda RX-5