Punta tacón | La clave de la frenada

El lunes os presentamos cómo construir un coche más rápido a partir de vuestro motor atmosférico. Todo es muy bonito cuando vas en una recta, confiado, pero ¿Que pasa si de repente aparece una curva? ¿Sabrías afrontarla? Seguramente si, pero no con toda la eficiencia con la que podríamos hacerla. Una de las claves de la trazada es atacar al vértice de la curva, pero antes de pisar el gas tras pasar el vértice viene la frenada, y como consecuencia la bajada de velocidades necesaria para que el vehículo pueda salir lo más rápido posible, para esto os vamos a explicar el punta tacón.

Os vamos a explicar una técnica de conducción que seguramente muchos conocéis ¿Pero sabéis por que o para que se utiliza? Nosotros os lo explicamos.

La caja de cambios de un vehículo, tenga 4 o tenga 7 velocidades, tienen dos ejes, un primario, que va encajado en el embrague, el encargado de transmitir el movimiento del motor, y un secundario, que le da el movimiento al diferencial, encargado de transmitir el movimiento a las ruedas motrices.

Después de esta clase de mecánica acelerada y sabiendo, o teniendo una idea de como funciona la caja de cambios, al desembragar el coche, es decir al pisar el pedal del embrague, el primario de la caja de cambios cae de vuelta al estar desacoplado el disco de embrague del volante de inercia, pero sabemos que si el vehículo está en marcha, las ruedas motrices siguen en movimiento, por lo tanto, el diferencial y el eje de transmisión secundario también.

Estas caídas de vueltas al pasar a una marcha diferente, ya sea más larga o más corta ocasiona tirones y una conducción brusca.

¿Que podemos hacer para al reducir no tener estos tirones bruscos y a la vez aprovechar más el freno motor de marchas más cortas sin desgastar excesivamente los frenos? Una respuesta de lo más sencilla, punta-tacón, “heel and toe” en inglés.

Esta técnica de conducción consiste en poder pisar los tres pedales a la vez en un orden concreto. ¿Y esto como es posible? Como una imagen vale más que mil palabras os dejamos con un vídeo de una leyenda dentro de un coche de leyenda.

Aquí tenéis a uno de los grandes que desde hace 20 años no está entre nosotros, el hombre que ayudó a diseñar el “Ferrari japonés”, el Honda NSX que sale en este vídeo.

El movimiento consiste en llegar a la curva y mientras con la punta del pie derecho estás frenando para reducir la velocidad de entrada al viraje, el tacón está pulsando intermitentemente en el gas, y decimos intermitentemente, porque al engranar una marcha más corta, mientras el motor está desembragado, este necesita un golpe de gas para asumir las RPM necesarias en las que el motor puede embragarse sin dar un tirón innecesario, a la vez que con este golpe de gas en vacío evitamos un desgaste excesivo del disco de embrague, al friccionar con el volante motor cuando éste se mueve más lentamente.

Alguno pensará que es una técnica de conducción innecesaria, pues os contaremos una cosa, en los motores atmosféricos tienen la ventaja de aprovechar más el freno motor, pero debéis saber también, que en los motores turbo con esta técnica conseguimos que el turbo se mantenga en sus RPM de enganche para una entrega de par casi instantánea, sin este “LAG” característico de los motores turboalimentados. Dicen que jamás te acostarás sin haber aprendido una cosa nueva, y esperamos que en vuestro caso así sea. Y como nosotros no somos perfectos, por supuesto aceptamos comentarios en los que queráis aportar algo.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

11 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =

¿Por qué vinilar un coche? Motorvinilo nos lo explica

Punta tacón | La clave de la frenada