Un Nissan s14a con carácter. The purple shadow.

Cuando publicamos el post del combo Japonés os prometimos que, de la mano del mismo, vendría el reportaje de un Nissan s14a muy peculiar. Apareció en alguna fotografía, pero hoy le toca ser el protagonista.

Personalidad en estado puro es lo que derrocha este Nissan s14a

Este Nissan s14a es el claro ejemplo de un coche que ha pasado por manos de alguien con ideas muy fijas. ¿Os suena un s14a militar que rondaba por Barcelona? Pues aunque no lo creáis, este es el cambio que ha recibido ya que se trata del mismo.

Cuesta que los cambios sean buenos. Las modificaciones en los coches tienen que estar muy bien estudiadas con tal de confeccionar una preparación que agrade. Sin lugar a duda, puedo afirmar que Johny lo ha logrado. No fue tarea fácil en absoluto, ya que le llevo alrededor de un año pensar exactamente que color de carrocería iba ser el elegido y sobre todo, que llantas serían las idóneas para el Nissan s14a.

El color con el que Johny decidió para su pequeño nipón es extraño. No podría catalogarse como un solo color. Tampoco penséis que se trata de un tornasolado o algo por el estilo. Se trata más bien de una mezcla entre violeta, lila y morado, que en ocasiones y dependiendo de como absorba los rayos de luz, se puede llegar a ver un color marrón. La pintura utilizada no es ninguna que podamos encontrar en venta ya que la ha creado él.

Se trata de una pintura Bi capa que sufrió varios cambios hasta dar con la formula variada exacta. Un color con el que soñaba por lo que se prometió a si mismo no parar de hacer pruebas hasta conseguirlo. El barniz es algo de gran importancia al pintar, por lo que decidió utilizar uno cerámico, el 8122 utilizado en el mismísimo Mercedes SLS. Como podéis comprobar en las fotografías, se trata de un color único.

Recuerdo que Jonhy quería fotografías a pleno sol del medio día porque decía que en ese momento es cuando más luce su coche pero como siempre me tuve que negar, ya que aunque os lo repita varias veces, es algo que me gusta dejar claro. El medio día es la peor franja horaria para fotografiar objetos, y más si no son mate. Con un sol directo, solo conseguiríamos quemar parte de la pintura (fotográficamente hablando). Es diferente si se trata de un día nublado, ya que las nubes actúan de difusores, por lo que la fotografía obtiene una luz disipada o lo que es lo mismo, la luz queda repartida homogéneamente por la carrocería en este caso, ya que se trata de un vehículo.

El kit de carrocería es el mismo que llevaba antes de pintarlo, aunque ahora lleva las aletas traseras Aerokit que engordan al coche un total de 10 cm. Las aletas delanteras también han sufrido cambios ya que se ensancharon a mano para que las llantas pudiesen entrar. Se tuvo que volver a soldar parte de las mismas y rehacer los pasos de rueda. Un trabajo que sin duda valió la pena.

Para conseguir esta altura que veis lleva montado un cuerpo roscado KW. A juego, se instalaron brazos regulables traseros y las copelas delanteras también regulables con tal de conseguir un ajuste perfecto. Algunos dirán que está demasiado bajo. Otros en cambio se quedarán boquiabiertos al ver su altura. Lo que está claro, y nunca mejor dicho, que para gustos los colores. Para mi, la altura puede no ser cómoda, pero quedar queda realmente espectacular.

Y como no, quiero hablaros de algo que impacta a primera vista. Efectivamente, de las llantas. Se trata de unas Rota GTR-D en 18×10 delante y 18×12 detrás. Y no penséis que me he equivocado en las medidas traseras. Sencillamente podría decir que muy pocos propietarios, por no decir ninguno, llevan esta medida de esta llanta en su Nissan s14a. A primera vista pueden parecer algo exageradas, pero os aseguro que es lo más parecido al estilo americano que pude ver en mi viaje a esas tierras. Jonhy quería algo exclusivo y sobre todo, diferente.

En cuanto a su parte mecánica este Nissan s14a tiene instalado el Intercooler front mount Japspeed. El kit de admisión también ha sido modificado por uno de admisión directa Apexi. La ECU lleva el chip con la Stage 1. La bomba de gasolina que lleva es una Walbro 255. Y como no, la linea de escape también ha sido sustituida por una de 3 pulgadas que va desde los colectores hasta el tramo final.

Para mantener el turbo a raya, instaló una controladora electrónica Greddy profec b-spec 2. Tenemos que tener en cuenta que anteriormente este nipón estaba siendo preparado para Drift por lo que se colocaron arandelas de blocaje del diferencial de 1,2 mm y 0,8 mm. Aunque ahora sea complicado cruzarlo por el zapato que lleva, está claro que el espíritu Hoon que lleva su piloto en la sangre hará que este bicho se deslice de vez en cuando.

En cuanto al embrague, decidió colocar uno cerámico Stage 3 de la marca Exedy. En definitiva, unos aproximados 280 cv que se deben poder frenar sin problema con los discos de freno rallados y perforados que colocó a su Nissan s14a.

Todos tenemos nuestros sueños. Unos serán más raros que otros, pero todos tienen un significado que hace vibrar al que los ha creado. Habrá mucha gente que no los persiga y otros que simplemente los dejen escapar. Pero siempre estarán aquellos que luchen por cumplirlos sea como sea. Si tenéis la oportunidad, por mas remota que sea, id a por ellos. Para Johny este s14a fue, es, y será un sueño cumplido que le roba una sonrisa cada vez que lo saca a dar una vuelta.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 50.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 50.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =

Los Porsche de RWB levantan pasiones

Un Nissan s14a con carácter. The purple shadow.