Nissan 350z Turbo. Una gran historia desde el otro lado del charco

Muchos de vosotros conocéis el hashtag #wedofreshimports con el que podéis subir fotos a Instagram. Pues bien, esta historia nace en esta red social, cuando navegando, y gracias a un “like” que le dio a una de mis fotos, me puse en contacto con Quinton Chester el propietario de este Nissan 350z para que me contara la historia que acompañaba a su coche.

Nissan 350z turbo. Una deseo muy temprano

Como muchos de nosotros, Quinton soñaba de pequeño con el Nissan Skyline R34 GT-R. Su sonido a altas revoluciones haciendo un burnout fue lo que le marcó y es donde empezó su amor incondicional por la marca Nissan.
Pero un día, a finales de 2004 cuando volvía a casa en el autobús escolar, miró por la ventana y vio por primera vez un Nissan 350Z en vivo. El coche le pareció tan hermoso que se enamoró al instante. Tanto que, en cuanto llegó a casa, puso en marcha el Need For Speed Undeground 2 y empezó a personalizar uno. En ese mismo instante, se puso el objetivo de ser propietario de un 350z alguna vez.

Durante su último año en la escuela secundaria, Quinton conducía un Jaguar X-Type. Un gran coche para él, le gustaba su tracción a las cuatro ruedas y la comodidad que proporcionaba. Todos los días pensaba en como personalizarlo, e incluso pensó en instalarle una suspensión neumática, pero por desgracia, el jag, empezó a tener problemas eléctricos y en familia decidieron que ya era hora de despedirse del sedán británico.

Pero la ocasión no había podido ser mejor, ya que tenía ahorrada una buena cantidad de dinero y acordó con sus padres que ellos pagaran la otra parte, con el fin de conseguir tan deseado coche, y eso es algo que les agradecerá siempre.

Una semana más tarde, su padre le pidió que le llevara a la ciudad para recoger a su madre y poder ir a un club de comedia. Horas más tarde, cuando sus padres llegaron, su madre entró en la habitación y le preguntó si podía ayudarle a meter a su padre en casa, porque estaba bastante ebrio, algo que él veía imposible ya que su padre nunca bebía alcohol. Al llegar a la puerta y abrirla, Quinton se encontró con un Nissan 350z de 2005 aparcado delante y esperándole.

Nada más subirse, empezó a llenar una lista con las cosas que quería hacerle al coche. Y muy pronto trabajando duro y ahorrando dinero, le fuea instalando piezas de esa gran lista. Un nuevo pomo, coilovers, brazos de inclinación, ruedas y neumáticos. Para estas dos últimas cosas, tuvo que esperar para asegurarse de que nada rozara con los plásticos de los guardabarros o los paragolpes.

El siguiente paso, fue instalarle los faros de la versión de 2006 junto con el paragolpes y una tapa para el motor de Rare JDM. Poco tiempo después, la lista de modificaciones fue creciendo con la instalación de unas barras estabilizadoras Hotchkis, un sistema de escape HKS Hi-Power, un sistema de admisión HKS Short Ram Intake, un difusor trasero estilo Shine TS y una mejora del sistema de audio del coche.

Como veis Freshers, todo iba encaminado a un coche de stance, pero tras varias complicaciones, roces varios y ajustes que no pudieron ser, el proyecto dio un vuelco de 180° y paso a ser un coche destinado a un estilo más racing.

Los planes para “turbar” el coche empezaban a tomar forma con la compra de unos relojes Tanabe para la temperatura del aceite, la presión del turbo y la mezcla de aire-combustible. Además, el escape pasó a ser un Tomei Expreme Ti. Además, mientras realizaba una revisión del coche, se dio cuenta de algunos desgastes que fue solucionando junto con el cambio de la suspensión por una HKS Hipermax IV SP, sin duda, una elección enfocada al nuevo propósito del proyecto.

Unas nuevas llantas RavSpec WedsSport SA72R le dieron ese toque más deportivo y de circuito. Para las gomas se decidió por unas Federal 595 RS-R en 265/35, aunque no descarta algún día montar una 275 o 285.

Y por supuesto, ahora viene lo bueno, la joya de la corona del proyecto, el sistema de turbo. Para ello, optó por un sistema de la marca Momentum y una vez revisado para que todo estuviese en orden se dispuso a instalarlo. Hay un dato curioso sobre esto. La empresa Dynosty, que ha sido la encargada de hacer la puesta a punto del coche con el kit instalado, le llamo y le dio cita para el mismo día de su 21 cumpleaños, no podía ser mejor.

Una tienda en Indiana, propiedad de un amigo suyo, le ayudo a instalar el kit de turbo, durante 3 días trabajo 40 horas para tenerlo todo listo. Sus amigos Dustin, Justin y Tyler tienen una mención especial en esta parte del proyecto, ya que le ayudaron en la instalación, bastante difícil, porque muchos sabéis el poco espacio que hay en el vano del motor.

Con ayuda de unos y de otros, subió el coche a un remolque y lo llevo a la empresa donde iban hacer la reprogramación. Pero no todo salió a pedir de boca, ya que al principio tuvo algunos problemas con la bomba de combustible, que no enviaba suficiente presión en altas revoluciones, pero lo solucionaron rápidamente.

Después de unos pequeños ajustes aquí y allá, el coche por fin estaba terminado. El propio dueño, le llamó para preguntarle qué tal le sonaban 400 cv, y obviamente, la respuesta de Quinton fue que sonaba genial. Pero imaginaros su alegría cuando le dijeron que realmente había dado 435 cv de potencia y 520 Nm en el banco…

De momento, el coche está parado porque tiene algunos problemas con los ajustes de la ECU, pero estará listo para cuando empiece la temporada de trackdays en su localidad, y mientras tanto, su cabeza no para de pensar en que cosas añadirle al coche, como un nuevo paragolpes delantero, el parachoques trasero Nismo V3, taloneras Chargespeed… Lo que ya tiene en camino son unos baquets Touge Factory, un sistema de refrigeración de aceite y unos frenos Willwood…

Seguro, que Quinton, nunca acabará esa lista que empezó el primer día que vio el coche en la puerta de su casa, pero esto es lo que nos pasa a los petrolheads, que nunca tenemos fin en lo que a modificaciones se refiere, siempre queremos más, más y más… Quiero agradecer al protagonista de este artículo, su implicación y su rapidez a la hora de mandarme todos los datos, las fotos y la historia de su coche, que por supuesto he tenido que resumir para vosotros Freshers. Os animo a que hagáis los mismo que ha hecho Quinton Chester y nos contéis la historia que acompaña a vuestro coche, que seguro que es muy interesante. Thank you very much Quinton!!

Estado actual:

Exterior:

OEM 2006+ Front Bumper
OEM Bumper Grill Removed
OEM 2006+ Front Bumper Clear Markers
OEM 2006+ Headlights
OEM 2006+ Tail lights
Wiper Delete
Shine Automotive Top Secret Style Rear Diffuser
WedsSport SA72R 18×9.5 et12
Federal 595 RS-R 265/35/18

Interior:

Nismo Shift Knob
Pioneer AVH-P4300DVD
Alpine MRP-M500 Amplifier
Alpine MRP-F300 Amplifier
Kenwood KFC-P709PS Component Speakers
Kenwood KFC-W2513PS Subwoofer
5% window tint all around
Glowshift A-Pillar Triple Gauge Pod
Tanabe Revel VLS Oil Temperature Gauge
Tanabe Revel VLS Boost Gauge
Tanabe Revel VLS Wideband AFR Gauge

Suspension:

HKS Hipermax IV SP Coilovers
Hotchkis Adjustable Sway Bars
SPC Front Upper Control Arms (Updated)
SPC Rear Camber Arms
SPC Toe Bolts

Engine/Performance:

Tomei Ti Expreme Exhaust
JWT Lightweight Flywheel (14lbs compared to 31lbs)
JWT Stage 2 Clutch (1200kg clamping force)
Momentum Performance Turbo Kit (wrinkle black)
Garrett GT35R w/ Tial Hot Side
Tial MV-R Wastegate
Tial Q Blowoff valve
Deatschwerks 600CC injectors
Walbro 255lph Fuel Pump
Uprev tuned by Dynosty on 8psi (430whp/385wtq)

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

11 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

6 Comentarios

Contestar
  1. Que quieres que vea Nico? Hace tiempo me puse en contacto con Fresh Imports por si les interesaba un buen reportaje de mi Z…. Pero por lo visto no les interesa… Tienen minimo un Z nacional muchisimo mas preparado que este y publican uno de fuera….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − veinte =

¿Será el Honda Civic Type R Mugen lo más esperado del Auto Salón de Tokio?

Nissan 350z Turbo. Una gran historia desde el otro lado del charco