Alfaholics GTA-R 290. Los “viejovenes” al poder

8 minutos y medio. Sí, eso es lo que tarda este Alfaholics GTA-R 290 (Un Alfa Romeo Giulia remozado) en dar una vuelta a Nürburgring. Esto quiere decir que solo tarda dos segundos más que, por ejemplo, un Porsche 993 Carrera, ¿Una locura verdad? Si seguís leyendo, vais a comprobar porque este pequeño cohete italiano es capaz de hacer semejante tiempo en el Infierno Verde.

Alfaholics GTA-R 290. Rehaciendo un mito

Vamos a partir de una base. Este tipo de modificaciones/restomods particularmente me vuelven loco. Les tengo un especial aprecio a aquellos que cogen algo tan clásico e icónico, y le dan un aire y unas prestaciones modernas, sin perder la verdadera esencia que esconde cada trozo de chasis del coche.

Una vez dicho esto, probablemente os estaréis preguntando si el “290” del Alfaholics GTA-R 290, corresponde a la potencia del motor, pero no, es la BHP (Brake Horse Power) por tonelada que declara. Para que os resulte más sencillo, son 294 cv por una tonelada de peso. Ahora, el dato importante aquí, es que solo pesa 850kg, así que, la potencia del motor está entorno a los 243 cv.

Esta potencia proviene de un motor 2.3 litros Twin Spark de Alfa Romeo. La electrónica viene gestionada por una centralita Motec, tiene un sistema electrónico de inyección de combustible, radiadores de aluminio para el refrigerante y enfriador de aceite y un sistema de escape de acero inoxidable. El motor conecta con una caja de cambios GTA aligerada de 5 marchas con una relación de cambio corto. Y esta, a su vez, a un árbol de transmisión aligerado que conecta con un diferencial de deslizamiento limitado.

Centrando nuestra atención en la zona de las ruedas, nos encontramos con unas llantas GTA Superleggera de 7×15 con neumáticos Yokohama Neova AD08R. También nos encontramos con unos frenos Alfaholics Superleggera de aluminio de 6 pistones con un disco de 300mm de diámetro en la parte delantera. Para la parte trasera, se han elegido unas pinzas de la misma marca, pero con dos pistones y un disco de 267 mm.

En el exterior, y con el objetivo de lograr esos 850 kilos en la báscula, se han instalado puertas, capó y portón del maletero en fibra de carbono. Además, también cuenta con una luna trasera y unas ventanillas laterales, ambas aligeradas.

Si nos metemos dentro del habitáculo podemos comprobar que rebosa la sencillez allá por donde miremos. Algo más que suficiente teniendo en cuenta el cometido para el que se ha construido este coche: ir todo lo rápido que pueda. Asientos Recaro de piel, un volante Momo Prototipo, un salpicadero en piel y alcántara, jaula antivuelco de 12 puntos recubierta con piel…

Sin duda, este Alfaholics GTA-R 290 es un buen juguete para aquellos enamorados de la marca italiana que quieren mantener ese aspecto clásico, pero con un espíritu rejuvenecido. Para mí, todo este tipo de obras maestras, son algo sublime…

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + seis =

Eurotripper 4. Cada año más y mejor.

Alfaholics GTA-R 290. Los “viejovenes” al poder