BMW M4 CS. Un GTS más civilizado

Hoy se ha presentado en Salón Internacional del Automóvil de Madrid el BMW M4 CS, una edición especial y limitada que está un escalón por debajo del todopoderoso M4 GTS. Lo mejor de todo es que es una edición exclusiva para España con solo 60 unidades construidas a un precio de 132.900 € cada una. Esto son 40.800 euros más que la versión normal del M4, que parte en los 92.099 euros de base. Seguro que más de uno ya está vendido mientras leéis este artículo.

El BMW M4 CS es la fiera domesticada que todos querríamos tener

Esto nos hace preguntarnos, ¿Qué obtenemos por pagar esos miles de euros de más? Pues bien, los ingenieros de la marca bávara han “jugueteado” un poco con el motor 3.0 de seis cilindros en línea turbo y le han sacado 25 cv de potencia adicionales para obtener un total de 450 cv. Como ocurre con el M4 GTS, la transmisión va conectada a las ruedas traseras con la ayuda de una caja de doble embrague y siete velocidades.

En comparación con su hermano mayor, este BMW M4 CS, un poco más civilizado, viene equipado con asientos traseros, pero sigue conservando los frenos cerámicos, lo que le ahorran 13,5 kg si los comparamos con los del BMW M4 de serie. No se han desvelado datos sobre el peso final, pero obviamente cabe pensar que estará entre los 1.590 kg del M4 y los 1.510 kg del M4 GTS.

El BMW M4 CS se venderá con llantas de 20 pulgadas procedentes del GTS, pero esta vez, con un acabado plateado, no como ese horrendo color naranja… Todos los coches tendrán el chasis adaptativo M y diferencial de serie, junto con algunos complementos del catálogo M Performance en fibra de carbono que incluyen el lip del paragolpes delantero, el alerón trasero, las carcasas de los retrovisores, los faldones laterales y el difusor trasero.

Los colores disponibles son el Brilliant White, San Marino Blue o Jerez Black y cada uno se combina con un interior a juego. Todos ellos comparten un acabado en fibra de carbono y llevarán un sistema de audio mejorado o el head-up display, entre otros.

Lo que está claro que es que BMW ha reconvertido su bestia de circuito en un animal un poco más doméstico y utilizable en el día a día. Aunque estará por ver que tal lo hace en el circuito, seguro que no tardan mucho en vender esas 60 unidades disponibles. La lastima, como en casi todos estos casos, es que muchos serán comprados con motivos meramente revalorizadores, y como siempre, será difícil ver alguno circulando habitualmente.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Un comentario

Contestar
  1. ¿Un poco subjetivo lo de las llantas de acabado naranja no? Todo es combinarlo y pienso que queda bien con el coche en negro.
    Pero por todo lo demás un buen artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 16 =

Reunión de clásicos en Montjuic. Pequeña pero intensa.

BMW M4 CS. Un GTS más civilizado