Nissan GTR R35 2017. 699 CV de puro rendimiento

El auténtico rival de los deportivos de lujo.

No todos los reportajes se pueden hacer a la vuelta de la esquina, y menos si el modelo se trata de un Nissan GTR R35 de 2017 con 699 cv debajo del capó. Pocas personas se deciden a preparar seriamente coches de este calibre. Alex se ha convertido en una de aquellas excepciones que confirman la regla, decidiendo convertir su Godzilla en el auténtico rival de los deportivos de lujo.

Nissan GTR R35 2017. Esto es lo que ocurre cuando alguien decide sacarle más potencial

Hay que ser conscientes de que la historia del motor es realmente extensa. Desde aquellos automóviles prematuros como el patentado en 1886 por Karl Benz, hasta las últimas obras de arte que se presentaron en el último salón de Ginebra. Tampoco han pasado tantos años desde que la gente se desplazaba gracias a la tracción animal. Mirad donde estamos hoy… Es increíble como avanza la tecnología. ¿Creéis que llegará el día en que todos los coches sean eléctricos? Si es así, echaremos mucho de menos ese olor que despierta emociones a la mayoría de los que estáis leyendo estas lineas.

Hoy toca estar delante de este Nissan GTR R35 2017 y como bien sabéis, antes de adentrarnos en el análisis del coche, nos gusta preguntar a los dueños de los coches que pasan por esta página que es lo que les atrae del mundo del motor y desde cuando. Cada cual es diferente y muchas de las historias que nos cuentan logran transmitirnos exactamente lo que la persona siente. Alex por ejemplo, nos cuenta que, como a muchos de vosotros, desde bien pequeño la gasolina le corría por las venas. Esperar ansioso ese día de la semana en el que el padre lo subía a la máquina cortacésped Eso le daba sensaciones y se imaginaba que conducía un coche de verdad. Poco corría, pero eso aceleraba, hacía ruido y funcionaba con combustible, suficiente para conseguir acelerar el corazón del pequeño Alex. Desde ese punto, las máquinas, más bien los coches, se convirtieron en una prolongación de su ser. ¿Quien no se subía de pequeño a un trasto con 4 ruedas y hacía ese ruido de <<¡Brum, Brum!>>?

Y muchos os preguntaréis, ¿Qué coches han sido los que Alex ha tenido y han ido reforzando esa locura que tiene por las máquinas? Aunque penséis que es una tontería, yo veo perfecto que él haya querido mencionar sus primeros coches de radio control. Le encantaba la aceleración que tenían tanto su Ferrari como su Lamborghini que lograban ir más rápido que sus piernas. Pero cuando cumplió sus 18 tuvo su primer coche, un Chrysler Neón 2.0 Sport. Un sedán de motorización decente 2.0L atmosférico y 132cv entraba de milagro en el presupuesto que tenía para comprarse su primer automóvil. Lo interesante es que él tenía en mente que quería modificar ese coche, y con la ayuda de varias personas y de su familia lograron modificar y cambiar ciertas piezas para que el rendimiento del coche sea mayor. Cambiando la admisión, el escape, los frenos, las llantas, la suspensión, la centralita y partes del motor, logró completar el proyecto que tenía para ese Chrysler. Y luego en mejores tiempos, empezaron a haber cambios en los coches que luego Alex ha ido teniendo a lo largo de su vida hasta día de hoy. Compactos, utilitarios, algún todoterrero, deportivos, etc, y todos con alguna que otra modificación.

Aunque han sido más los automóviles que han pasado por las manos de Alex, destacando los que han marcado su trayectoria fueron un Golf GTI que terminó con una potenciación de 376 cv, un Subaru Impreza STI mejorado a 450 cv, un Mitsubishi EVO con 400 cv, un Nissan 350Z de 327 cv, un BMW X6M con 600 cv, un Porsche Panamera, un 911, un Alfa romeo 4C y un Nissan GTR (no el que veis en las foto). Por lo tanto, podríamos decir que el criterio con el que él explica las sensaciones que produce cada coche es muy fiable. Hay que tener en cuenta que cada coche que ha probado, siendo más de 500, ha sido analizado con vista crítica y sometido a situaciones extremas.

Pero como es lógico, no hablaremos de los 500 o más coches que han pasado por sus manos, sino del GTR35, su niño mimado y con el que está recorriendo los circuitos de Europa. Pero, ¿Qué hace que uno se decante por un GTR? Alex seguía muy de cerca estas siglas. Siempre oía hablar del GTR R32, del GTR R33 y del GTR R34. Los famosos Skyline siempre quedaban a modo de sueño muy lejano. Pero un día se planteo que eso era lo que quería y convirtió ese sueño en una meta. Y un día tuvo la oportunidad de probar el GTR R35. Justo cuando salió al mercado americano la primera edición de este Godzilla. Se quedó impresionado por lo que años más adelante se decantó por adquirir esta opción. Aún así, esperó a que Nissan modificase ciertos componentes hasta lograr que los fallos iniciales de las nuevas unidades fuesen mínimos. En ese momento se hizo con su primera unidad. Luego lo vendió y gracias a Nissan Iberia y Rafael Almenar (uno de los pocos concesionarios autorizados en España para poder vender estas bestias) logró comprar la unidad que veis en las imágenes, el Nissan GTR R35 2017.

Pues bien, hablemos de él. Como he comentado anteriormente, Alex no esta contento dejando un coche de serie, y para el Nissan GTR R35 2017 tenía varias ideas pensadas. Por ello se puso manos a la obra y ahora cuenta con las siguientes modificaciones, como por ejemplo el hecho de haber mejorado la entrada de aire colocando una admisión de carbono Alpha (buscando reducir temperaturas y aumentar el flujo de aire hacia el motor).

Mejoras de escape, buscando compensar las mejoras de admisión, disminuir la contrapresión de los turbos, temperaturas, y evacuar la mayor cantidad de gases posibles. Una sección intermedia de Akrapovîc, una sección final en titanio, desarrollada para este proyecto por el tuner AsproR y las demás partes fabricadas por un colaborador directo llamado Linney.

Al buscar mayor potencia todo debe estar en equilibrio. Poco se consigue con mejorar únicamente la admisión y escapes de aire si no se mejora el sistema de combustible: usaron dos bombas de combustible de mayor rendimiento, diseñadas específicamente para aplicaciones de flex fuel o combustible alternativo que proveen de mayor capacidad de flujo a la presión óptima además de un conjunto de nuevos inyectores los cuales mejoran la capacidad de serie, asegurando un suministro de combustible adecuado a nuestras necesidades: ASNU lo hace posible.

Un par de nuevos turbos IHI, los que monta el reconocido Nissan Nismo GT3 de competición, aseguran un mayor suministro de aire, obteniendo con 98 octanos una potencia estimada de 670cv. Si se utiliza un combustible de 107 octanos llamado E85, el cual consta de 85% etanol, y solo un 15% de gasolina, se logra la cifra de 699cv “estimados”.

Pero no debemos olvidarnos de la electrónica. Nissan desarrolla una de las pocas centralitas en el mundo totalmente ajustable, gracias a EcuTek, una empresa pionera en el mundo, y AsproR, es posible ajustar cada mapa a la perfección, aumentando la potencia sin correr riesgos de roturas o fallos de ningún tipo.

Y pensaréis… ¿Cómo se frena semejante potencia? Los frenos elegidos fueron de lo mejor que hay en el mercado. Alex sabe que somete el coche a condiciones extremas en circuito y no quería quedarse sin frenos en medio de la pista. Sustituyo primero los latiguillos de serie por unos de acero, y líquido de frenos por el que se usa en el NISMO GT3. Luego instalo los discos de carbono flotantes con duración a largo plazo asegurada en circuitos y las pastillas cerámicas con diferentes coeficientes de fricción. Esto le ofrecía la posibilidad además, de tener un menor mantenimiento o sustitución de piezas. En cuanto a las pinzas él quería de 6 pistones en el eje delantero y 4 en el trasero para tener un poder de frenado es máximo, sobre todo cuando el conjunto obtiene la temperatura óptima de funcionamiento. Se decantó por las Alcon CCX.

La suspensión es un requerimiento obligado para su uso en circuito. El mercado existente es muy extenso. Alex se decantó por instalar muelles de la marca Bilstein, la misma que monta de serie, aunque estos eran algo diferentes. ¿Y porqué muelles y no un kit de suspensión completa? Lo interesante era no perder el control electrónica de la suspensión que ofrece de serie Nissan, pudiendo escoger entre Confort, Normal y Race con tan solo un botón que se sitúa en el salpicadero del Nissan GTR R35 2017. Para conseguir la combinación perfecta, el tarado de la suspensión ha sido mejorado con pruebas específicas hechas en el circuito de Nurburgring. De esta manera se dieron cuenta de que era necesario colocar otra barra estabilizadora delantera y trasera para evitar el balanceo. Además, con esta mejora se conseguía disminuir los subvirajes y aumentar la rigidez sin llegar a extremos de dureza que impidiesen a Alex el poder realizar viajes por carretera convencional o autovía.

El depósito de expansión original también ha sido cambiado por uno Alpha que agrega mayor capacidad de líquido refrigerante. Este Nissan GTR R35 está utilizando un líquido llamado EVANS, que consigue evitar la cavitación en las culatas del motor, manteniendo una baja presión y elevando el punto de ebullición hasta los 180ºC. Una mejora muy importante es la que se ha hecho con el sistema de refrigeración para la transmisión ya que mantener temperaturas estables es fundamental. Se ha conseguido no elevar esa temperatura a más de 110ºC en las condiciones más adversas, de tal modo que la caja de cambios funcione perfectamente. Hay que tener en cuenta que el aceite sometido a altas temperaturas se degrada, Para conseguir esto se decantó por instalar un sistema de refrigeración fabricado por la conocida marca japonesa HKS.

El coche de momento está funcionando a un 65% de su capacidad máxima, teniendo en cuenta que la electrónica de los turbos se podría apretar más. Alex sabe de primera mano que podría sacarle más potencia a este coche, pero para ello necesitará reforzar tanto el motor como la transmisión. Pero no creáis que este proyecto se quedará donde esta, tiene pensado llegar hasta sus límites reales.

Y pensaréis… ¿Es cómodo llevar un coche como este por la carretera convencional? Por supuesto. Alex nos cuenta que su Nissan GTR R35 2017 tiene un gran confort. Tal y como hemos comentado, la suspensión sigue siendo como la de serie aunque mejorada, de modo que es perfecta para viajes más largos. Y algo muy importante que no se debe obviar, es que hay ausencia de ruidos molestos muy comunes en los vehículos de competición.

Lo divertido es conducir este GTR por circuito. Ya de serie se trata de una máquina realmente completa en todos los sentidos, y algo que la marca nipona ha mejorado para esta última edición ha sido la aerodinámica. Los discos siguen presentando una buena frenada aunque el desgaste de los componentes del sistema de freno es prematuro si se rueda fuerte. Algo totalmente lógico aunque teniendo en cuenta que ya se sabe para lo que está preparado un coche de este calibre quizás sería una buena opción utilizar componentes que duren algo más cuando se someten a este tipo de pruebas. Con las mejoras que Alex ha instalado el vehículo ha mejorado drásticamente. Tanto en tracción, potencia, velocidad punta, frenada, y sobre todo la seguridad que aporta en los cambios de apoyo o condiciones atmosféricas adversas. Asegura que probado en nieve sigue siendo una auténtica bestia.

Algo que nos impactó cuando hablábamos con el propietario fue la manera que tenía de tratar el vehículo. Puede que haya más gente que lo haga como él, pero jamás lo había escuchado. Un coche como Godzilla requiere muchos mimos. Si el objetivo es disfrutar sin tener ningún percance, lo mejor es planificar un mantenimiento realmente exhaustivo. Pero él va más allá. Atención a las cifras. Cada 5 mil kilómetros cambia el aceite del motor, sangra el líquido de frenos y demás líquidos, comprueba el apriete de los palieres, el desgaste de los neumáticos y comprueba la alineación además de otros puntos clave. Cada 10 mil kilómetros cambia el aceite de la caja de transmisión. Cada 15 mil kilómetros cambia el aceite de los diferenciales, teniendo en cuenta que Nissan recomienda hacerlo a los 60 mil kilómetros. Por lo tanto, cuando se cumplen los 20 mil kilómetros el coche ya cuenta con dos cambios de aceite de transmisión, uno de los diferenciales, cuatro de motor, varias alineaciones electrónicas de embragues (ya que lo hace siempre antes y despues de rodar en circuito), varias purgas de frenos, revisión de neumáticos, pastillas, desgastes, etc. Con esto consigue que el coche esté en perfectas condiciones siempre. Pocas veces se escucha a alguien que lleve un control tan exhaustivo de su vehículo.

Y para terminar, ya sabéis que siempre preguntamos a la gente que pasa por Fresh Imports cual será el próximo coche que esa persona tenga. Para Alex esta fue una pregunta complicada. Asegura que por precio, valor y prestaciones, el Nissan GTR es inigualable. Se trata de un coche que se disfruta muchísimo, es muy polivalente, realmente rápido, ofrece seguridad, permite viajar en trayectos largos con confort, y ya de serie puedes pisar sin a penas problemas cualquier circuito del mundo. Por lo tanto para él, de cara a futuro si saliese el Nissan GTR 36 y obviamente si la marca continua circulando por el mismo camino por el que va, se decantaría por esa opción sin dudarlo.

Esperamos que os haya gustado este reportaje. Y ya sabéis, ¡próximamente subiremos más material que ya tenemos en la recámara! Estad atentos.

Reportaje de Rodrigo Yufe
Instagram: rodrigo_freshimports

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − quince =

Coches Clásicos en Terrassa por tercer año consecutivo.

Nissan GTR R35 2017. 699 CV de puro rendimiento