#SIXPOTBASH2. La manera de ver el drift desde dentro.

Lo he dicho muchas veces, lo se. Soy un enfermo del motorsport, no me importa madrugar para ir a eventos, no me importa trasnochar o directamente dormir literalmente en el suelo dentro de una tienda de campaña. Lo se también, no soy el único. Últimamente he hablado con gente que sigue competiciones y tandas desde hace muchos años y coincidimos en una cosa. Todo esto se ha encarecido mucho durante estos últimos 10-15 años. Hace años las copas monomarca estaban a la orden del día, circuitos abarrotados de público y pilotos que venían con el coche desde casa arriesgándose a no saber si iban a poder volver con él en marcha. Sin hablar del circuito, cada céntimo o en aquel entonces, cada peseta del sueldo, iba para ese pequeño artefacto que había en el garaje de casa. Por desgracia, debido a lo que os contábamos antes acerca del encarecimiento de todo esto, es muy difícil verlo a día de hoy. Quedamos pocos locos de estos, me incluyo porque espero dentro de poco estar detrás de la cámara como siempre, y en alguna ocasión delante. Esta tanda llamada #SIXPOTBASH2 tiene un poquito de todo esto que os decía. Os lo cuento a continuación…

#SIXPOTBASH2: Una tanda entre amigos con un ambiente inmejorable.

Todo comenzó el día 13 de octubre con los preparativos. Subir los coches que impepinablemente no podían circular al remolque del trailer, meter ruedas, herramientas y bidones de gasolina en coches que acompañaban a los pilotos y al punto de reunión. En este punto de reunión no creáis que eramos todo furgonetas: Nissan S13, S14, Sil80… Podíamos montar un buen concesionario de Nissan de los años 90, lástima que los ejemplares no estuvieran de estricta serie… ¿Verdad? La impaciencia por salir nos llevó a dejar a algún integrante de este convoy con algunos problemas en ese punto hasta que llegara otro compañero de viaje. Mientras nosotros, fuimos tirando. Aún teníamos por delante 3 horas de viaje. Como anécdota graciosa, al llegar al circuito, situado en Samper de Calanda, nos recibía en la puerta el perro que se encargaba de vigilar el recinto. Se trataba de un enorme mastín al que bautizamos muchos de los asistentes de esta tanda como “firulais”.

Día nublado, mucho frío y más de 20 coches en pista

Amanecimos a las 8.30 de la mañana, con mucha impaciencia por desayunar y por ver coches, pero sobretodo por desayunar. Por suerte el bar del circuito tenía unos bocadillos que quitaban el sentido así que sin dudarlo ni un momento me senté allí en lo que la tanda acababa de arrancar. Aun así me dio tiempo de bajar tomar estas dos fotos para que comparéis dos Nissan S13 totalmente diferentes y acto seguido: Hacia dentro de pista, bueno excepto el S13 azul, que por un problema en la bomba de combustible no pudo dar ni una sola vuelta a pesar de haber viajado hasta allí. Una lástima, me quedé con muchas ganas de ver este S13 y su extrema preparación en un CA18DET.

Lo cierto es que en la tanda habían aparatos curiosos como este E36 sedan con swap a M54B30 procedente del 330ci E46. Discreto, pero con 231 cv y 300 N·m bajo el pie derecho. ¿No es apetecible? La verdad que a pesar de ser un 6 cilindros de BMW (muchos sabréis la fama que tienen sobre como suenan los motores BMW) producía un sonido muy grave y muy bruto.

Conforme el tiempo corría todos buscaban sus límites e intentaban acercarse lo máximo posible al borde de la pista. Tanto fue así, que alguno incluso se llevó a casa alguna herida de guerra. Algo que quiero resaltar de esta tanda fue el máximo respeto hacia el circuito, paradas inmediata tras salidas de pista para poder limpiar posibles restos de piedras o grava en el asfalto, y el máximo respeto también entre los participantes. Ésto último se nota con el buen rollo que había en el paddock, las bromas, las risas y las ganas de ayudar entre todos.

En uno de esos parones, si paseas por el paddock, puedes ver a la gente trabajando a fondo en sus coches. Algunos tuvieron problemas con las temperaturas, otros con espárragos que se partían, manguitos, suspensiones… ¡Un poco de todo! Por suerte ninguno de los que llegó a correr fue baja al menos hasta bien entrada la tarde.

La parte negativa quizás fue la de dos participantes que vinieron para literalmente, no poder correr, ya que los coches fallaban, uno el S13 que habéis visto anteriormente, otro un Volvo 940 Turbo que pudo arrastrarse literalmente hasta el circuito a pesar de los fallos.

¿Queréis oir una combinación bestia? BMW E36 con motor 2JZ. ¡Increíble el sonido del 6 cilindros con doble turbocompresor e increíble el funcionamiento de este aparato durante el sábado!

Quizás la rareza más grande de todo el fin de semana fue ver correr un Volkswagen Golf MKIV V6 con una soltura pasmante. Os aseguramos que verlo entrar en la horquilla más pronunciada de todo el circuito era todo un espectáculo para la vista.

Lo que más remarcaría de este fin de semana son las entradas. ¡Qué agresividad! Los pilotos se tiraban hacia las curvas como locos y lo mejor de todo, es que la línea que mantenían hasta que salían de la curva era perfecta.

Desgraciadamente pudimos verlo rodar muy poco tiempo, pero este Nissan S13 es todo un lobo con piel de cordero. Aparentemente puede parecer un Nissan 200SX normal y corriente, pero cuando ves que debajo del capó hay un 6 cilindros turboalimentado procedente de un Nissan Skyline GTS-25T sabes que no es así.

Conforme el sol iba cayendo los pilotos cogían más soltura si cabe sobre este trazado. El nivel fue muy bueno y el número de pilotos en pista fue el adecuado, nadie se estorbaba, se podía rodar tranquilo… ¡Una tanda de 10!

Personalmente, algo que me gusta mucho de estar dentro de pista es poder parar, sentarme en cualquier objeto que encuentre y observar la trazada de cada piloto. ¡Son tan diferentes…! Hay tantas variantes… Piloto, el coche, ángulo de giro, potencia, neumáticos, setup de suspensiones geometría de dirección… ¡Infinidad de reglajes que pueden hacer de una curva una obra de arte como dijo el gran Collin McRae hablando acerca del freno de mano.

La confianza en el coche es vital, conocer cada uno de los movimientos que has de hacer con el volante y los pedales al pasar sobre cada una de las imperfecciones del asfalto, saber cuál es tu límite y cuál es el de la máquina. Cuando tienes claro todo eso, puedes arrimarte al coche de delante o al clipping lo que quieras.

¿Sorpresa? Para nada, ya lo habíais visto alguna vez por aquí. Poco, pero lo habíais visto. Se trata de un Nissan 200sx convertido a Sil80. ¿Qué es Sil80? Te preguntarás… Te lo explicamos. Se trata de un S13 hatchback con frontal de Nissan Silvia japonés, es decir sin faros escamoteables. La parte trasera es de 180SX, no hay muchos cambios. Al juntar las palabras queda Sil80. ¿Lo conocíais?

Últimamente el precio de los Schassis está intocable. Muchos hablan de “drift tax”, otros como un servidor, opina que el que tiene uno sabe lo que es y que normalmente son coches a los que se les ha invertido mucho dinero pero sobretodo horas. Eso no se valora a la hora de comprar un coche y parece ser que en España queremos como se solía decir, que nos den duros a cuatro pesetas y eso señoras/es, es imposible.

El sol cayó rápidamente, la luz se volvió amarilla intensa hasta llegar más tarde, como veréis a continuación, a naranja, y es algo que quería aprovechar. El buen ambiente el pista, como veis seguía presente a pesar del cansancio acumulado que llevábamos todos encima. Me incluyo porque gracias a la amabilidad de dos pilotos pude probar las dos variantes de coches con las que es común encontrarse en una tanda de drift como esta. Uno un BMW 325i aligerado al máximo y con kit Wisefab. Otro un Nissan S14 con aproximadamente 300cv y alguna que otra mejora en el sistema de suspensión y dirección, así que todo no consistió solo en hacer fotos.

Lo que os decía, la luz entrando por detrás con ese tono naranja, un Skyline R33 con su RB25DET atronando delante y dejando una importante estela de humo… ¡Todo un placer para los sentidos!

Llegaron las 7 de la tarde y la pista se cerró. Muchos aprovecharon hasta el último momento para hacer de las suyas, así que, porqué no, nosotros también. Hasta que salió la bandera roja pudimos captar estos tres momentos que veis arriba, una pista llena de humo y una iluminación más que perfecta. Hora de descansar, o no…

Domingo en la #SIXPOTBASH2

Tras una noche cuanto menos, larga, amanecimos con unas ojeras que tropezabamos con ellas, no creáis que ser fotógrafo es lo mejor del mundo. La noche fue de música, buen rollo y sobre todo, muchas risas y bromas acerca de los ronquidos de muchos de los que ya dormían, pero la pista se abría a las 9 y había que madrugar un poco.

Con el último bocado del desayuno en la boca nos metimos en pista y empezamos a ver de nuevo el nivel que se había demostrado el día anterior. ¿Qué os parece el ángulo que proporciona el Wisefab? Muchas veces salva algún que otro desastre, doy fe.

¡O quizás no…! A veces uno va tan pasado que ni Wisefab, ni freno de mano, ni embrague ni nada salvan la animalada que ibas a hacer. Esa misma instantánea vi yo justo desde el otro lado de la foto, pocos metros me separaron de esa salida de pista. A pesar de ello no vi comprometida mi integridad física en ningún momento gracias a las anchas escapatorias del circuito.

Quizas algo que encontré a faltar en esta tanda fue un poco de competición entre los asistentes. Había mucha gente y mucho entendido en la materia que podrían haber hecho de jueces. Qué se yo… Menor distancia al clipping, mejor entrada a curva… ¡Dejo el debate abierto para el próximo evento!

Me encanta ver en un mundo que como norma general es de hombres, a una chica llevar su Nissan S13 hasta el límite como fue el caso. Su primera tanda con el coche y… ¡Menudo estreno!

El domingo vimos rodar coches que el sábado no habían podido venir, esa es la parte positiva de hacer una tanda que dure todo el fin de semana, que puedes coger 16h de pista o bien 8 solo por un precio aún más reducido.

A pesar de los problemas que este AE86 Coupé tuvo durante el sábado, causados por un guante de látex en el tanque de combustible, pudo rodar el sábado unas vueltas a última hora mientras yo lo observaba desde el pitlane. Fue entonces cuando comprendí que el drift es algo maravilloso que, si lo vives de verdad, puede ponerte los pelos de punta. Imaginaros la situación: 2 vueltas de prueba, entra en pitlane, todo OK. Sale para ver que tal se comporta en condiciones extremas, lo ves aproximarse desde la recta con las cuatro mariposas de admisión del 4AGE abiertas por completo, con el marcador a punto de tocar la línea roja y de repente… ¡PUM! Cambio brusco de dirección, 3 de las 4 ruedas en el aire debido al salto ocasionado por el piano interior, transición a derechas, freno de mano durante 30 metros y reducción de tercera velocidad a segunda durante la transición del drift en la horquilla a izquierdas. ¡Uno de los momentos más emotivos del fin de semana sin duda!

¡Un fin de semana lleno de experiencias! La primera #SIXPOTBASH se hizo en Motorland, pero la localización y que era pleno agosto no ayudaba a sobrellevar el calor. En esta ocasión la fecha fue perfecta. Esperamos con ansia la del año siguiente. Personalmente no se si el año que viene la viviré como hasta ahora, de fotógrafo o estaré realmente dentro de pista… ¡Ya os iréis enterando! ¡Te ponemos el vídeo del año pasado por si no lo habías visto!

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

19 points
Upvote Downvote

Total votes: 12

Upvotes: 11

Upvotes percentage: 91.666667%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 8.333333%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 5 =

Fotografía de circuito. El coche no es el único elemento que destaca.

#SIXPOTBASH2. La manera de ver el drift desde dentro.