Rivalidad entre coches | Guerras del automóvil

Cuantas veces hemos visto la rivalidad entre coches. Las marcas compiten por tener un coche mejor respecto al de su rival, las más míticas os las presentaremos en este post, donde veréis durante el transcurso de estas 3 décadas atrás cuales han sido (entre muchas) las más destacadas.

Porsche 959 vs. F40

Os situamos. Nos encontramos en la década de los 80, suena música disco por la radio a todas horas y se acaban de presentar estos dos modelos. Uno con un V8 biturbo de 3.0L capaz de desbocar 471 alocados caballos, y otro con un Bóxer de 6 cilindros de 2.9L biturbo también, que sacaba 444cv, seguro que sabéis cual es cual. Pues muchos de nosotros habremos tenido en nuestra adolescencia, algún póster en la habitación de alguno de ellos, incluso de ambos. La rivalidad estaba servida, ambos la joya de la corona de cada marca en aquella década, y ambos con motores turboalimentados, eran capaces de proporcionar sensaciones muy diferentes a un 911 normal, o un Ferrari 328 por ejemplo.

En el conocido programa de reino Unido, Top Gear, se recrearon con estos dos modelos.

BMW M5 vs. Audi RS6

Ya entrados en el “fenómeno 2000”, las dos marcas bávaras, caracterizadas por tener coches familiares con un lujo “asequible” decidieron fabricar las berlinas más rápidas. BMW ya tenía M5 desde el año 1984, pero Audi introdujo su denominación RS con el RS2, aunque tuvo que llegar más tarde, hasta 2002 cuando las introdujo en una berlina deportiva. El M5 E39 debutó a finales de 1998, y entonces ya equipaba un V8 de 400cv.

En cambio el RS6 C5, equipaba un V8 biturbo de 450cv con tracción integral, “quattro”.

Más tarde vino el M5 e60. Éste modelo incorporaba un V10 de 5L derivado de la F1, capaz de entregar 507 cv en su eje trasero.

Audi también apostó por un V10, pero eran también turboalimentados, lo que le proporcionaba una potencia de 560cv con un motor de 5L también.

Con las tecnologías del downsizing, las cosas han cambiado mucho, BMW conocida por sus motores atmosféricos capaces de entregar potencias bestiales, ha caído en los turbos, mientras que Audi sigue en su línea.

El Nuevo M5 F10 es una berlina con 555cv, sacados de un V8 biturbo de 4.4L, capaz de entregar 680 N·m de par motor. No está nada mal, a parte se trata de un coche muy rápido a pesar de su gran envergadura y tonelaje.

El Audi RS 6 C7, es otro mastodonte de caso 2 toneladas con un V8 biturbo, pero desarrolla 560cv, esta vez en cuanto a potencia la cosa se iguala más, pero audi sigue estando por encima.

Ferrari Enzo vs. Porsche Carrera GT

Seguimos a principio de los años 2000. Porsche quiere revivir una de las joyas de su corona, ya que desde el Porsche 959 de los 80, no ha tenido un hiperdeportivo similar. Ferrari, años atrás se puso las pilas y renovó el F40, sacando el Ferrari F50, un hiperdeportivo con el que muchos aun soñamos. Ferrari sacó en 2002 el sucesor del F50, el llamado Enzo Ferrari, honrando al creador de la marca del cavallino. Porsche No quería ser menos, así que lanzo su Porsche Carrera GT.

Fue en el año 2002 cuando se empezó a comercializar. Solo 400 unidades fueron construidas, y su precio estaba en unos 800.000 euros. Este hiperdeportivo de Ferrari era capaz de desarrollar 651cv con su V12 en posición central de 6.0L unido a un cambio estilo F1, realmente rápido para la época.

Porsche decidió sacar su Carrera GT con un motor central también, pero esta vez un V10, parece ser que el Bóxer no les convenció para este modelo. Con su motor de 5.7L ofrecía 612cv, y además cuenta con el titulo de último superdeportivo con cambio manual fabricado.

Las velocidades máximas eran similares, más de 330km/h para el alemán y 350km/h para el italiano. Ambos son coches que han marcado mucho, pero personalmente, y por hechos recientes, creo que más ha marcado el carrera GT, por ser el coche que llevó a la muerte al actor Paul Walker y al piloto Roger Rodas.

Chevrolet Corvette – Viper SRT

Esta rivalidad es de puro musculo, y hablamos de americanos. El Corvette está en el mercado desde principio de los 50. El Viper llegó a finales de los 90 con la versión RT/10 descapotable, para más tarde, con el GTS coupé, un vehículo que incorporaba un V10 de 8,0L y 450cv, poder dar el salto a un chasis mejor.

El Corvette C5 también estaba presente en el mercado por aquella época, y con unos 3L menos de motor, y siendo un V8, era capaz de dar 350cv, solo 100 menos que el Viper. Luego lo perfeccionaron y sacaron el Corvette Z06, una versión con 405 caballos de potencia.

Años más tarde renovaron la apariencia del Corvette con unos faros fijos, y lo llamaron C6, concretamente en el año 2005. El V8 del Corvette era capaz de dar 451cv, y el Z06 llegaba hasta la friolera de 512cv.

Suponemos que este hecho hizo enfadar a Dodge, quienes decidieron también renovar el viper llamándolo SRT-10. El Viper SRT compartía motor con la Dodge Ram, otro mastodonte americano que no viene al caso pero siempre va bien nombrar. Este motor consistía en fabricar 506cv de potencia a partir de un V10 de 8.3L

Continuando con esta guerra, a los chicos de Chevrolet no les gustó mucho que el Viper se llevara el titulo al “coche más difícil de manejar”, así que decidieron que ellos podían hacer algo más bestia, y lo hicieron.

En la base del Corvette C6 incorporaron un motor LS9, un V8 que desarrollaba 638cv de potencia. Alucinante.

Lamborghini Gallardo vs. Ferrari F430

No podía faltar la guerrilla italiana. Los dos superdeportivos italianos rivalizaban por ser el mejor deportivo de motor central. Lamborghini, después de su fusión con el grupo VAG, optó por montar un V10 de 5L y 500 cv, mientras que ferrari incorporó a su coche, un V8 de 4,3L que desarrollaba 490cv. En estos margenes de potencia tan pequeños, a penas se nota la diferencia, así que lo mejor es tener un buen chasis. Eso pensó Lamborghini quien a parte de un incremento de potencia en el año 2007 hicieron el “Superleggera”, que incrementaba 30cv de potencia y un nuevo acabado exterior.

Ferrari, al ver la guerra que le declararon no fue menos e introdujo en el mercado el 430 Scuderia. Un deportivo de 515cv y 100kg menos que el 430 normal. Sus líneas exteriores le delatan, a parte de, interiormente, una caja de cambios aún más rápida.

Mientras Ferrari estaba metida de lleno en el desarrollo del que sería el Ferrari 458 italia, Lamborghini aprovecho para hacer un reestyling de su Gallardo, dándole 560cv y una tracción integral, y más tarde sacando el nuevo Superleggera. Un deportivo de motor central con tracción integral y 570cv de potencia, una bestia.

Porsche 911 turbo (997) vs. Nissan GT-R (R35)

Quizás la guerra más sonada y conocida. Porsche siempre ha tenido el glamour de fabricar los coches capaces de rodar más rápido y con un chasis perfectamente equilibrados. el 930 turbo, 938 Turbo, el 964 Turbo, 993 Turbo, 996 Turbo. Tenían que renovar este modelo, así que decidieron desarrollar el 997 turbo. Un deportivo biplaza con motor trasero y un Boxer de 6 cilindros de 3,8L capaz de desarrollar 500cv.

Nissan les tomó como referencia. Lo más deportivo que habían hecho los nipones desde su alianza con Renault Había sido el Nissan 350Z. La referencia estaba en la vuelta en el infierno verde, Nurburgring Nordschleife, y era un 7:38 para el Porsche 911 Turbo, marca que consiguieron igualar. Nissan con 485 cv de su GT-R R35, fueron capaces de igualar a la marca de Stutgart, todo esto con un V6 biturbo de 3.8L. Más arde mejoraron el GT-R hasta que recientemente batieron récords con un 7:24, justo por encima del Maserati MC12.

Los más puristas cuentan que el récord de Nissan no puede ser válido ya que se utilizó un compuesto de neumático diferente al que comercializaban, pero aún siendo así, la faena de los Japoneses fue impecable.

Lexus IS-F vs. BMW M3

El afán por hacer berlinas rápidas también afectó a Lexus. BMW sacó un M3 con carrocería E90, es decir 4 puertas, con el V8 de 4L y 420cv. Este motor de hecho fue nombrado mejor motor del año en su categoría desde 2008 hasta 2012. Lexus quiso hacer algo similar e introdujo a su gama el IS-F.

El Lexus IS-F es la versión más radical del IS. Equipa un Motor V8 de 5.0L y capaz de entregar 423cv a través de su cambio de 8 velocidades.

Reciente han incorporado el RC-F, posible rival del nuevo BMW M4 coupé.

Clio Sport RS207 vs. Ford Focus RS

Otra de la rivalidad entre coches más racing podría ser esta. Aunque en rallys compiten en categorías diferentes, las versiones de calle son muy similares. El Focus RS MKII, desarrolla 305cv gracias a su 5 cilindros en linea con turbo, el Clio Sport RS207 desarrolla 207cv, aunque con unos cuantos kg menos. No os contaremos nada en este apartado, verlo vosotros mismos como el RS no es capaz de despegarse de detrás al Clio RS:

McLaren MP4-12C vs. Ferrari 458 Italia

McLaren desde el F1, no había comercializado otro modelo para calle. era hora de ponerse al día y mas con la introducción del Ferrari 458 Italia. El italiano monta un V8 a 90º de 4,5L capaz de obtener 578cv de potencia, batiendo el record de cv/litro.

McLaren apostó por un V8 biturbo de 3.8L capaz de desarrollar 600cv aproximados. Estos dos vehículos se caracterizan por ser rivales directos y declarados, pues en el programa Top Gear los probaron a la vez, y batió al cavallino por 2,9 segundos, a parte de costar 200.000€, algo menos que el italiano.

Bugatti Veyron Super Sport vs. Koenigsegg Agera R

Esta rivalidad, es un tanto absurda. Bugatti, absorbida por el grupo VAG, quería desarrollar el mejor hiperdeportivo y lo consiguieron. A parte de ser una mole de 2 toneladas, el Veyron monta un W16 de 8L y 4 turbos, que le entregan 1001cv a las 4 ruedas. Cifras de escándalo.

Koenigsegg, la marca que fabrica superdeportivos suecos, después de desarrollar el CCX, y el CCX-R, desarrollaron el Agera y Agera R. Éste último quería batir al Veyron Super Sports, el Veyron de 1200cv y 431 km/h de punta, pues bien, lo consiguieron.

El Agera R con un V8 biturbo de 5L, ha desarrollado 1140cv si lo alimentamos con E85, y por consiguiente ha alcanzado los 439KM/h.

Seat Leon Cupra vs. Renault Megane RS

Esta rivalidad también es muy reciente. Todo vino con el Seat León MKII, la versión Cupra sacaba 240cv, y Renault tenía su Megane con 225cv, en un 2.0T. Misma cilindrada y aspiración para ambos.

Renault no conformes con esto, sacó el Megane R26r, una versión de circuito, para calle con muchos kg menos y 230cv fue capaz de marcar en Nür 8.17.

Seat Sacó el Cupra R, con 265cv y la misma sobriedad de los alemanes de VAG, no se sabe el tiempo de éste en el ring.

Actualmente la guerra sigue con el nuevo Leon Cupra y el nuevo Megane RS275 trophy como os comentábamos hace unos meses en este post.

Y a vosotros, dejando de lado las rivalidades ¿Cual es el que más os gusta?

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

9 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 100.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + doce =

Lexus RC F, ¿será el rival directo del M4?

Rivalidad entre coches | Guerras del automóvil