Toyota GT86: El sabor del JDM

¿Sabéis que es lo bueno de los eventos o quedadas de coches? Para mí, los coches son algo importante y fundamental, pero de no ser por las personas que hay detrás de ellos, no estarían ahí. Pensadlo bien… si estáis en un evento de coches y solo paráis para echar fotos o murmurar con vuestro amigo sobre lo que os gusta y lo que no, no disfrutaréis al 100%.

Creedme, desde pequeño me he considerado una persona tímida, no me atrevía a hablar con los propietarios cuando llegaba a un evento por no querer molestar o por miedo al que pensarán de mí… y eso me fastidiaba, ya que muchas veces me quedaba con ganas de saber que había debajo de un capó.. o incluso de coger un volante con mis propias manos en un modelo que tal vez nunca voy a tener (creedme, hay gente que os ofrecerá sentaros en su asiento, otras tal vez no).

Esas sensaciones son increíbles. El poder compartir opiniones con personas nuevas o sentir su coche por unos instantes como si fuese tuyo… aún recuerdo mi primera experiencia en un Skyline GTR R34… Creo que no la olvidaré jamás.

De esta forma conocí a Rubén en la Japimport Festival. Me llamó la atención su Toyota GT86, lo primero que me vino a la cabeza fue el GT86/FRS de Kab customs en Miami… un modelo relativamente nuevo y con preparación, algo poco visto aún por aquí. Así que sin pudor le saludé y le felicité por el increíble trabajo que estaba haciendo sobre su coche.

Estuvimos intercambiando opiniones durante un buen rato y me puso al corriente de su experiencia como propietario de este modelo. Reconoce que el Toyota GT86 es un modelo ágil y con un gran paso por curva, aunque precisa que lo mantengan en un alto régimen de vueltas para que no se venga abajo. Asegura haber ido de tramo sin perderle la vista a deportivos de mayor potencia, y me lo creo, si no echad un ojo a los viejos AE86, ¡huesos duros de roer!

Aceptó salir a dar una vuelta para hacer unas fotos de su coche… La verdad es que no fuimos muy lejos, encontramos un sitio adecuado cerca.

Mientras Xavi y Juan Pablo hacian fotografías, seguí hablando con él sobre su coche, nos enseño su interior y nos detalló todos los cambios que le habia hecho… no son pocos:

A nivel estético destaca el kit A-Style, compuesto por un lip frontal, lateral y difusor trasero. Para completar el conjunto, Rubén eligió para su Toyota GT86 un estabilizador aerodinámico TRD, acompañado por un alerón Beatsonic en la parte superior de la luna trasera. Se han añadido unas pestañas sobre las ópticas delanteras, las placas laterales originales de Toyota GT86 se han sustituido por las del BRZ y se han tintado las lunas.

El negro destaca por su elegancia, pero con todo lo instalado y añadiendo unas llantas Enkei Kojin de 18×8 con ET40, ese sentido comienza a desvanecer ligeramente y empieza a resaltar su faceta más deportiva y juvenil.

En cuanto al interior, no es necesario realizar muchas modificaciones, le apasiona tal y como está, aunque siempre se puede conseguir un ligero cambio y el carbono es una apuesta segura para un acabado racing. Viniló las manetas y las salidas de aire.

Mecánicamente, este Toyota GT86 monta un tramo final desarrollado por RC Racing. Si miramos debajo del capó, resaltan detalles en carbono, la sustitución de tapones, la admisión cusco con filtro K&N de alto flujo, la barra de torretas (también instalada en la parte trasera del coche)… Son pequeños detalles que Rubén ha ido instalando en GSPMotorsport, consiguiendo que el coche luzca un aspecto radical y de pulidez.

Dicen que viendo un coche puedes hacerte una idea de como es una persona. Apruebo totalmente este dicho, creo que el Toyota GT86 de Rubén es un puro reflejo de su personalidad.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 50.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 50.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =

Audi R8 V10 Twin Turbo con 1300 cv

Toyota GT86: El sabor del JDM