Tipos de diferencial para tu coche. ¿Los conoces todos?

Son muchas las veces que hemos escuchado: “Quiero comprar un autoblocante para mi coche, así facilitaré las perdidas de tracción en el eje trasero.” O: “Puedo mejorar mi tiempo de vuelta con un autoblocante, de esa manera el paso por curva será mejor” ¿En qué quedamos? ¿Un autoblocante es para hacer drift, o es para hacer tiempos en un circuito? Si os decimos que sirven por igual, ¿Cómo os quedáis? Os lo explicamos.

¿Quieres comprar un diferencial? Te damos unas clases con el tipo de diferencial que puedes encontrar.

Tipos de Diferencial: Abierto

Reparte el par del motor hacia dos salidas, y transfiere la mayor parte de la fuerza a la rueda interior para permitir que rueden a distinta velocidad y que el coche mantenga su trazada. Como contra, si el vehículo experimenta una pérdida de tracción en un neumático, el contrario experimenta una pérdida de par considerable. En el peor de los casos el coche se quedará prácticamente clavado con una rueda girando libremente mientras la rueda que podría tener más tracción no ejerce ninguna fuerza.

Esto pasaba en los coches antiguos, ya que en los coches modernos el TCS (Traction Control System) compensa estas pérdidas aplicando los frenos para igualar las fuerzas ejercidas por cada rueda. Éstos diferenciales son los que podemos encontrar en coches como Crossovers, coches pequeños y económicos y demás.

Tipos de Diferencial: Bloqueado

Con un diferencial bloqueado las ruedas giran a la misma velocidad, propiciando de ésta forma perdidas de tracción al tomar una curva, ya que la rueda interior girará a la misma velocidad que la exterior. Esto es una gran desventaja para una conducción cotidiana a la hora de encontrarse con climatologías adversas.

Pero si el diferencial puede bloquearse mediante un botón en el habitáculo, puede librarte de quedar atrapado en superficies difíciles como las que suelen atravesar los coches que lo montan, como por ejemplo los Mercedes-Benz Clase G o los Jeep Wrangler. También se bloquean “a propósito” para así tener una configuración óptima para practicar el drifting.

Tipos de Diferencial: LSD (Limited-Slip Diferential)

El LSD o más conocido como diferencial autoblocante, es el tipo de diferencial que tiene la ventaja de ajustarse automáticamente. El tipo más conocido, el Ferguson, consta de varios discos bañados en aceite que cuando se calientan debido a la perdida de tracción de alguna de las ruedas, bloquean el diferencial para hacer que el coche traccione de manera debida cuando se necesita.

Tienen la pequeña contra del tiempo de reacción, ya que hasta que no existe una pérdida de tracción y los discos con el fluido viscoso se calienta dentro del diferencial, éste no actúa. Normalmente es un tipo de diferencial que encontramos en coches deportivos, y que se lleva utilizando desde mediados de los 80 en coches como por ejemplo el BMW 323i E21, posteriormente el M3 E30 o algunos coches modernos como el 370z con sport package. Probablemente si tienes que comprar un diferencial y no sabes si comprar uno abierto y bloquearlo tu manualmente, ésta sea tu mejor opcion. Comprar un diferencial autoblocante puede quitarte muchos dolores de cabeza al intentar soldar el tuyo propio.

Tipos de Diferencial: LSD controlado electrónicamente

Sencillamente no deja de ser un diferencial LSD con un reostato. Un reostato es una resistencia variable, con la que modificas el voltaje que puede pasar a través de ella aumentando su resistencia. Con ese reostato se modifica el comportamiento del diferencial entre un diferencial abierto y uno bloqueado. Estos ajustes se realizan centenares de veces por segundo, ya que si la ECU determina que hay mucho sobreviraje por ejemplo, ésta actúa sobre el diferencial autoblocante controlado electrónicamente para estabilizar el coche. La contra de este tipo de diferencial es que la mayor parte de par va a parar a la rueda más lenta.

Este tipo de diferencial lo podemos encontrar en el novedoso Ferrari 458 speciale o la nueva versión del Italia, el 488 GTB y también por ejemplo, en los nuevos M3 y M4 de la serie F80 y F82.

Tipos de Diferencial: Torque vectoring (Diferencial vectorizador del par)

Este tipo de diferencial emplea un tren de engranajes adicional para sobrellevar los semiejes. Con este diferencial se corrigen movimientos súbitos que pueden provocarse en la guiñada de un vehículo. Esto suena a ciencia pero la guiñada es el momento en el que entras a curva con el coche y el chasis “quiere rotar” sobre el plano horizontal de la carretera, para que nos entendamos. No se le permite debido a la fuerza de los neumáticos contra el suelo y a el sistema de suspensión y dirección que va cogido al chasis.

Estos momentos, pueden frenar el vehículo o acelerarlo provocando sobrevirajes o subvirajes. Con este tipo de diferenciales esto se ha acabado, ya que reparten la fuerza de manera muy óptima entre las dos ruedas que maneja. La pega de este tipo de diferenciales es que son muy pesados, complejos y muy caros. Por supuesto esto conlleva también un consumo más elevado de combustible que con un diferencial “más convencional”. Este tipo de diferenciales lo podemos encontrar en el Audi RS5, en el S3 sedán o en los SUV tope de gama de BMW, el X5 M y el X6 M.

Si os habéis quedado con la curiosidad de lo comentado acerca del LSD al principio del post, el secreto es desmontarlo y bloquearlo manualmente. Si habéis entendido nuestra explicación, el LSD lo que hace es facilitar la tracción a la rueda que mejor puede hacerlo.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

11 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − 2 =

BMW 335i e92. No todo tiene porqué ser M3.

Tipos de diferencial para tu coche. ¿Los conoces todos?