Fiat 500 Abarth. El escorpión se lleva en los genes

Parece ser que muchos le han cogido el gustillo a esto del hashtag #wedofreshimports. Cada vez son mas las personas que dicen “si” a la propuesta de que su coche salga publicado en nuestra web. Esperemos que esto siga así.

Fiat 500 Abarth. No hay límites si se trata de diversión

Metiéndonos ya en faena, el protagonista de hoy, Shagghie Shangrila, nació en España, concretamente en Rota, provincia de Cadiz, aunque actualmente vive en EEUU. El vinculo con la marca del escorpión empezó desde bien pequeño, cuando con tan solo tres años, ya “trasteaba” por el garaje con su padre.

En ese garaje todavía guarda un Fiat 124 SC de 1972, un Spider del 84 y un Dallara con los cuales se mantiene entretenido cuando lo visita. Padre e hijo, comparten una pasión por la marca Abarth y esto, lo que llevo a Shaggie a comprar el Fiat 500 Abarth en cuanto supo que aterrizaría en el mercado estadounidense.

Hasta llegar a la configuración actual que lleva, este Fiat 500 Abarth ha pasado por 4 conjuntos de suspensión, tres turbos, 4 sistemas de escape, 4 juegos de llantas diferentes, etc… hasta llegar a la configuración con la que su propietario sintiera ese feeling perfecto con el coche. Y lo mejor de todo, es que todo paso en ¡solo 2 años! Increíble…

Después de tanto cambio, a día de hoy, el coche monta una suspensión roscada BC Racing con muelles SWIFT configurada por Night Owl Racing, una barra de torsión trasera de 30mm y un chasis reforzado. Con una caída de -2.8 en la parte delantera, nos cuenta que el coche se conduce muy bien.

Las llantas elegidas son unas Fifteen52 TurboMac en 17 pulgadas que montan unas gomas Federal RS-R. En el apartado de los frenos, nos encontramos pinzas de 6 pistones en las 4 ruedas de la marca Willwood.

El motor sorprende al público con una preparación que puede quitar el hipo a mas de uno, y que además rinde 300cv en la actualidad. Aunque están pensando en instalar inyectores mas grandes y muelles de válvula de titanio con tal de poder alcanzar los 330 cv. Por lo que nos cuenta, parece que van por buen camino.

Llegar a esta cifra de potencia no se consigue con una simple “repro”. Para lograrla se le ha mejorado el turbo cambiándole las “paletas” y puliendo el interior y la salida de aire, el colector del turbo se ha pulido y revestido de cerámica, la válvula de descarga es de Synapse Engineering, se la instalado un sistema de admisión con entrada de aire directa desde el paragolpes del fabricante Ambient Thermal Management y se han cambiado las bobinas de encendido por unas de la marca Okada. La puesta apunto de toda esta bateria de piezas ha venido de la mano de Revolution Abarth Works.

Para transmitir toda esta potencia, el embrague se ha sustituido por un Clutch Masters FX400, se ha cambiado el volante motor por uno de aluminio y se ha instalado un diferencial LSD Wavetrac.

En el interior, los asientos traseros han sido sustituidos por una barra rígida y se ha cambiado la palanca de cambios por un short shifter y el pomo por uno diseñado por All Angels Design.

En el aspecto exterior, todos los añadidos son de fibra de carbono del fabricante Vanhook, que curiosamente la marca pertenece a un amigo suyo. El difusor trasero, también en fibra de carbono, es obra de Madness Autoworks.

Uno de los secretos de este coche es su alerón trasero. Como él mismo nos cuenta “podrías tener tu primer baile de recién casados en él”. Es ajustable y esta fabricado en carbono, aluminio y titanio. Ademas, tiene tirantes de aluminio para poder afinarlo mas en los ajustes.

Todo el trabajo que se ha realizado en el coche, corre a cargo de su dueño, sus amigos, los cuales le hicieron la puesta apunto de la suspensión, y su padre, por lo que este coche es una autentica obra de garaje. A pesar de todo, y de lo “salvaje” que pueda ser, es el coche que Shagghie usa para el día a día. La filosofía con la que el propietario ha preparado su coche se basa un objetivo: Ir más rápido de lo que pudiste ir ayer. Esa es la mejor recompensa para él. Su pequeño escorpión es un “buen chico” bien preparado, divertido de manejar, rápido y sexy, pero con esto de los Abarth, siempre se quiere ser mas rápido, mas ágil y mas potente…

Ha sido un placer, poder volver a compartir otro capítulo más del “libro” titulado “#wedofreshimports” en el que gente como Shagghie y los anteriores protagonistas nos dan la oportunidad de plasmar sus historias en él. Solo tengo palabras de agradecimiento para él, ya que me ha respondido a todas las dudas que he tenido y me ha dado la oportunidad de hablar sobre su coche y transmitírselo a todos los Freshers. Thanks Shagghie!

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

16 Comentarios

Contestar
  1. Con lo que me costó homologar el intercooler frontal, separadores, frenos.. Homologar algo similar aquí lo veo improbable xD
    Está feten eso si!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − ocho =

Tipos de diferencial para tu coche. ¿Los conoces todos?

Fiat 500 Abarth. El escorpión se lleva en los genes