Una lección de estilo: CreamGang x BLEM Festival

El pasado sábado la crew de cream. supo darle al país una buena lección de Stance. La modificación de un coche no es tarea fácil ni tampoco barata… obviamente existen productos de todas las calidades y precios, pero con esto, ¿creéis que vuestro coche gana estilo o lo pierde? Los que verdaderamente conducen un proyecto digno se han pasado muchas horas delante de la pantalla, ya sea buscando piezas o pasando verdaderos quebraderos de cabeza con el photoshop buscando la mejor opción para su coche.

Conociendo a los organizadores, era fácil intuir que este evento aportaría un buen nivel de Stance, ¿pero hasta que punto? Decidí ir a verlo con mis propios ojos.

Una vez allí, tuve la suerte de poder acceder al mismo recinto con el coche y aparcar junto al Honda Civic de Jona, el cual hemos visto anteriormente por aquí.

Como de costumbre en invierno, el sol tiende a ocultarse pronto… y aunque tenía fuertes ganas de ver que se ocultaba en el interior de la nave, preferí darme primero un buen paseo y sacar algunas fotos de los coches expuestos al intemperie.

El Ford Focus de Cristian es uno de los coches que más nos llama la atención. ¿Por qué? os preguntaréis algunos. El Stance, en realidad, lo define la pulidez, la simplicidad y sobretodo las características de la llanta, del neumático y de la suspensión. El hecho de encontrarnos un coche poco usual en este estilo nos aporta nuevas ideas fuera del German y del JDM.

Pensad que todo estilo nace tras muchos intentos fracasados. Es raro encontrarnos a alguien que piense un estilo y marque tendencia en su primer intento. Es el caso de este Golf IV, un modelo el cual se ha utilizado muchísimo en el Stance. La primera persona que decidió destacar entre todos los VW planchados al suelo, seguro que no se imaginó que su idea de pintar cada pieza de un color fuese a tener tanta aceptación.

Este Lancer, aunque sea de la familia japo, también es bastante exclusivo en este estilo por ser un coche bastante actualizado. Es posible que este no sea el caso, tal vez si y me equivoque, pero los coches nuevos suelen ser bastante más caros de personalizar y no están al alcance de todos, seguramente por haber pocos fabricantes de piezas “aftermarket”. Además tened en cuenta de que la garantía de estos coches está en juego, por lo que hay que reconocer el gran esfuerzo de sus dueños.

Un Ae86 también apareció por la CreamGang x BLEM Festival! Aunque seguramente a este no le permitieron participar en la prueba del limbo… 😉

Me dirigía hacia la entrada principal cuando me encontré con otro viejo conocido del mundillo, Jordi. Me abrió de par en par su CRX para que tomase alguna fotografía, cosa que se agradece! Jordi siempre ha estado enamorado del Stance, pero para su último coche pensó en darle un particular toque de Kanjo. En la siguiente página lo podréis ver por fuera en la prueba del Limbo.

Una vez reconocida la parte exterior, nos cruzamos con el Mini de Adri en la misma entrada de la nave… Creo que va a ser hora de pasar al interior. ¿Me acompañáis?

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 19 =

Audi Sport Quattro – la bestia del grupo B

Una lección de estilo: CreamGang x BLEM Festival