Swap o Turbo: Potenciar un motor

¿Quieres turboalimentar tu coche? ¿Estás seguro?

Si el swap no es lo tuyo, tienes una vía fácil para potenciar, pero tendrás un motor que no será atmosférico. La pregunta de siempre ¿ Swap o Turbo ? ¿O quizás swap turboalimentado?

Siempre hay algún quemado que opta por la última opción, pero nosotros partiremos del motor de serie. El proceso es sencillo si queremos hacerlo lo más “chapuzas”, en primer lugar nos haremos con un colector de escape de serie y cortaremos la pletina que engancha con la línea de escape. En segundo lugar cogeremos un turbocompresor de desguace y fabricaremos una pletina para el colector de escape, en el que la entrada de los gases del escape al turbo, case a la perfección. Después haremos una línea de escape que salga del turbocompresor y con un manguito enviaremos el aire comprimido de la caracola de admisión al colector de admisión del vehículo. Como comprobaréis muchos de los que entendáis este método puede durar mucho, como que dura los primeros 30 minutos de encender el vehículo. Hemos modificado muchísimos de los parámetros del motor, como el aire que entra en la admisión, medido por el caudalímetro sin ir más lejos, un exceso de aire para unos inyectores, seguramente de bajo caudal, lo que hace calentar los pistones y provocar perforaciones en ellos (en el mejor de los casos) y un largo etc.

¿El método bueno? Abrir el motor, cambiar casquillos y aros de los pistones, un kit de juntas nuevo y que empiece el show. ¿Forjar? Depende, si en un 1.6 vas a meter un “big Turbo” que llegará hasta 700cv, probablemente te haga falta, si lo que quieres es un incremento de potencia sin riesgos, no hará falta, debido a que un motor atmosférico al que le modificas la relación de compresión, disminuyéndola, puede aguantar aproximadamente medio bar de presión sin romper. Todo esto son cifras orientativas, queremos recordarlo.

Deberemos buscar un turbocompresor, el cual debe estar en óptimas condiciones para trabajar, mejor que sea nuevo, pero los que suelen vender como reparados no tienen nada que envidiarle a un turbo nuevo. El tamaño de éste debe ser acorde a la cilindrada, y deberemos conocer la presión de trabajo, o modificar la válvula de membrana, llamada wastegate, para que trabaje a la presión deseada en caso que el turbocompresor sea mecánico y no de geometría variable.

Un buen colector de escape fabricado en un material menos pesado que el de serie, como puede ser acero inoxidable, o inconel por ejemplo, depende de nuestro presupuesto, contra mayor sea, mayor calidad en materiales; como siempre suele pasar. Por supuesto este colector deberá tener unas formas definidas, las cuales nos ayudarán en bajos regímenes de RPM, medios, o altos.

Una vez adaptados los dos anteriores, fabricaremos la línea de escape, que puede ser de diversos materiales, al igual que el colector de escape, a elección del consumidor. También deberemos conocer cuantas y que tipo de restricciones queremos, si catalizadores deportivos de alto flujo, o silenciosos de distinto tamaño.

Para un motor turboalimentado, quizás una mejora de mucha importancia es un intercooler, ya que refrigera el aire que sale de la caracola de admisión, y que después va a parar a los cilindros. De esta manera con un aire refrigerado, el cual hemos bajado unos 20-40ºC, tendremos mezclas de aire/carburante mucho más homogéneas.

Ahora viene el momento en el que seguramente, y que si antes no lo hemos hecho, deberemos recurrir a un profesional. Os decimos esto freshers, porque la electrónica es una parte muy importante en un vehículo relativamente actual. Probablemente estas mejoras con la electrónica de serie acabarían como la primera que hemos comentado, con un motor destrozado en poco tiempo seguramente. De esta manera, con la electrónica, se ajustan parámetros como el tiempo de inyección, la lectura de los gases de admisión, a parte de poder colocar sensórica nueva como MAPs (Manifold Absolute Pressure, es decir, un sensor que mide la presión absoluta en la admisión), o sensores EGT, que miden la temperatura de los gases de escape y ayudan a calibrar un buen valor de mezcla. Todo esto señor@s, es dinero, pero ayuda a que tu motor turboalimentado pueda tener un consumo ridículo, con un rendimiento muy superior al que podríamos tener con la ECU de serie.

¿Entonces Freshers, os habeis decidido ya en instalar un swap o un turbo, o quizas un swap turbado? Lo dejamos a vuestra elección, y recordad que si tenéis algún proyecto de este tipo, podéis compartirlo con #WEDOFRESHIMPORTS, aquí sabréis como hacerlo.

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

19 points
Upvote Downvote

Total votes: 19

Upvotes: 14

Upvotes percentage: 73.684211%

Downvotes: 5

Downvotes percentage: 26.315789%

2 Comentarios

Contestar
  1. Quiero preparar un golf g60 hasta cuantos cabsllos le puedo sacar y que gasto me supondria +0-.(kit para turbo compresor nuevo para golf g60 con radiador nuevo delantero ,inportao de alemania),(lo que no se si pasara itv)no se trata de una modificacion sino una mejora de turbo compresor.
    Gracias.
    O prepar un motor 1.8t ww..audi.
    Que ya tiene la base del turbo y aumemtar con un big turbo o turbo gtx 42 extreme.
    Otra obcion es un super cargador ..pero de eso no estoy informado …digo yo que ira mas lineal ..no como un turbo que empieza a empujar en bajas..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − dieciocho =

Nissan 300ZX: Los grandes de la saga Z

Swap o Turbo: Potenciar un motor