Innocenti De Tomaso Turbo en JDM BOX

Para muchos, el paso por un taller puede ser toda una cruz en la espalda, la verdad es que no es para menos… Cuando tienes una avería o toca hacer ciertos arreglos en tu coche no nos queda más remedio que pasar por el aro.

Hay maneras de hacer todo esto mucho más ameno, menos costoso y didáctico. Si eres de Barcelona o alrededores, JDM BOX está a tu alcance.

El pasado fin de semana acompañe al propietario de este Zenki a JDM BOX. Tenía que hacer varios arreglos, como ajustar los parachoques, ajustar la altura del escape debido al desgaste de los silentblocks, sustitución de neumáticos delanteros y ya puestos, algún que otro apaño.

Soy de aquellos que aman los coches desde que tienen uso de razón. Aunque la mecánica no sea mi vocación, con el tiempo, el interés y personas tan dispuestas a ayudar como Jordi (Jefe de taller en JDM BOX), uno consigue aprender y trastear sus propios coches. ¡No hay nada como la sensación de arreglarlo uno mismo!

Descubriendo un Innocenti De Tomaso Turbo

Sin agobiarme, trabajando en el S14, con toda la comodidad y confianza, uno se pasea por el taller para ver otros proyecto. Encontré este rarísimo Innocenti De Tomaso Turbo en un rincón del taller con el objetivo de ser restaurado, aunque se conserva bastante bien.

Es cierto que nadie consigue escapar al paso del tiempo, es ley de vida. Pero sin duda, la voluntad de una persona que ama los coches de generaciones antiguas son capaces de restaurarlos y prolongar su vida unas décadas más.

Este modelo fue introducido en el mercado el año 1974, pero hasta 1976 De Tomaso no le echó el guante. Después de la presentación en el Salón del Automóvil de Turín, se empezó a producir en serie en el año 1977. Se cree que quedan tan solo cinco unidades vivas del pequeño Innocenti De Tomaso Turbo en España.

Es un pequeño/gran juguete, al igual que el Mini de la época, es pequeño pero espacioso por dentro, para que os hagáis una idea, mido 1,84 metros y no me sentí incomodo al volante. La única pega que le podría poner al habitáculo es la distribución de los “micro” pedales. Para mi gusto quizás es un poco estrecha para mi pie, el acelerador queda muy pegado a la moldura que recubre la caja de cambios y a veces cuesta pisarlo bien.

Bajo el capó se alberga un pequeño motor japonés tricilíndrico de Dahiatsu. Recuerda que en aquella época, los Estados Unidos de América fabricaba grandes mastodontes con cientos de caballos, mientras que en otros lugares, se llevaba muy a rajatabla lo de… “No me dobles la potencia, divídeme el peso”.

Y así fue, fabricaron un motor de 1000cc con 73cv de potencia y con un peso total de 719 kg. El Innocenti De Tomaso Turbo es capaz de alcanzar los 190 km/h estando estrictamente de serie!

Además, para aumentar la confianza del conductor, De Tomaso instaló unas suspensiones Koni deportivas para añadir ese toque extra a la estabilidad y la seguridad.

Tampoco puedo decir mucho más sobre este pequeño… ah sí! se tantea la venta para los interesados… así que si alguno le interesa, que no dude en ponerse en contacto con JDM BOX. Echas las fotos… tocaba seguir con la faena, pero esta vez, con mi 350z.

Pero como he dicho… no quería agobiarme… y como en JDM BOX me siento como en casa, me senté un rato en el sofá a chafardear el catálogo de llantas Rays…

¿Y tú? ¿eres de los que lleva su coche al taller para que se lo reparen o prefieres hacerlo tu mismo?

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

12 points
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 2

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

2 Comentarios

Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − cuatro =

Tokyo Fresh Meet 2016. No se aleja tanto de las películas.

Innocenti De Tomaso Turbo en JDM BOX