Volkswagen Golf Cabrio MKI. Producto de dos años de trabajo

Sabéis que nos encantan las historias de coches que han sido restaurados, devueltos a la vida o “puestos al día” por sus propios dueños. Hoy os traemos un Volkswagen Golf Cabrio MKI. Concretamente se trata del modelo 1.8 GLI de 112 cv, el cual ha sufrido una serie de cambios estéticos para nada discretos. ¿Queréis conocerlo a fondo? ¡Vamos allá!

Volkswagen Golf Cabrio MKI. El perfecto coche para “dominguear”

Por casualidades de la vida, he tenido la oportunidad de probar una unidad igual que esta. En mi día a día trabajo en un concesionario de coches clásicos situado a las afueras de Barcelona y hasta hace poco teníamos un Golf Cabrio MKI que rescatamos de un parking de la ciudad condal, que tenía 140.000km en el odómetro hasta el año 2000, cuando el tiempo se paró para él.

Aitor, el dueño de este cabrio, nos confiesa que ha sido siempre un apasionado del mundo Volkswagen. Empezó en este mundillo con un Golf MK2, pero sabía que iba a estar predestinado a poseer un ejemplar de la primera generación del Golf con el atractivo de la palabra “cabrio”.

Esta historia empezó en Alicante, lugar al que fue a comprarlo. Tras dos años con una restauración exhaustiva aquí está. No podéis negarme que luce espectacular. Seguro que la mayoría de los que habéis vistos son o blancos o azules oscuros metalizados, este está pintado en este color gris antracita con barniz cerámico. Os preguntaréis… ¿Porqué ese hincapié en el barniz cerámico? Resulta que este tipo de barniz es mucho más resistente que los convencionales aplicados como norma general en la mayoría de vehículos existentes en el mercado. El barniz cerámico es capaz de proteger de esas “pequeñas ralladas” que pueden dejar los rodillos del túnel de lavado y como característica mecánica resulta más duro.

Como veréis exteriormente está de serie, pero como siempre os decimos, son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. Las llantas… ¿Cuales mejor que unas BBS para un alemán? Lo cierto es que a los old school germanos estas llantas les quedan de miedo. Estas en concreto son el modelo RM en 15 pulgadas de diámetro y 8 de ancho y han sido modificadas: tanto los aros como los tornillos están tratados con RADINOX, un acabado realizado en frío que sirve para proteger las llantas de los bordillos. Unas suspensiones roscadas ajustan la carrocería del Golf Cabrio MKI hasta el punto en el que su dueño desea.

Al abrir la puerta vemos unos asientos Recaro tapizados con la típica tela de cuadros escoceses con la que Volkswagen sigue adornando sus nuevas generaciones del Golf. Delante del asiento del conductor vemos un volante sustituido, se trata del volante del Corrado estadounidense. ¡Un detalle único!

Yo siempre me he sentido identificado con Volkswagen, ya que mi padre trabajaba en una concesión de esta marca y desde pequeño me alucinaban.” Este es el testimonio de Aitor, ama a su Volkswagen Golf MKI Cabrio, aunque no a escondidas, muchos lo saben.

Durante esta sesión de fotos nos juntamos dos Volkswagen Golf MKI Cabrio, pero uno ya es un viejo conocido en Fresh Imports. Se trata de Àlex y su MKI tan especial.

El Golf MKI se trataba del primer coche que abrió el segmento de los “hot hatch“. Segmento que por cierto a día de hoy, en su séptima generación, comparte con coches de diferentes nacionalidades como el Focus RS o el Civic Type R. Se trata de un hatchback con 112cv que en su época no estaban nada mal. Se desenvuelve con mucha soltura, y es cómodo a rabiar, eso si para personas con una estatura inferior a 1.90 (os hablo por experiencia). Es uno de esos coches que no te pide que lo hagas correr, sino que lo pasees sin importar los kilómetros recorridos.

Se trata de un coche atemporal, tras 37 años de la puesta en marcha de la fabricación de este curioso cabrio, no ha parado de ser un coche popular entre la juventud que quiere iniciarse en el mundillo del automóvil, aunque ahora más bien se trataría de los clásicos.

No cabe duda que el siglo pasado, para muchos, fue la época dorada de la automoción. Donde los carroceros eran quienes marcaban las ediciones limitadas, o las unidades que más valor tenían. Ahora en vez de carroceros tenemos diseñadores (quienes no cuestiono su trabajo, desde luego), pero jamás se volverán a hacer coches como este, o como los míticos E30.

Da gusto escuchar historias como estas, en las que el propietario disfruta de su coche fuera del taller y dentro de él. ¿Vosotros también sois de los que disfrutáis de vuestro coche mientras “cacharreáis”? Yo sin duda sí, disfruto hasta cuando he de hacer un simple cambio de aceite. Si eres de los que no te manchas las manos por tu coche, pero te encanta este mundillo te animamos a hacerlo, la sensación de satisfacción al completar un nuevo reto para ti es indescriptible, y si no, ¡Que se lo digan a Aitor dos años después!

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

11 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

10 Comentarios

Contestar
  1. creo que vi tu coche en un taller de Alicante cerca del cementerio. yo estaba arreglando mi golf cabrio mk 1. El tuyo precioso. El mio espero que pronto quede igual de bonito pero en negro. Un abrazo. Si te parece podemos quedar un dia para conocernos y hablar de estos bonitos descapotables. Vivo en Alicante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =

RB26DETT vs 2JZ-GTE. ¿Cuál es mejor?

Volkswagen Golf Cabrio MKI. Producto de dos años de trabajo