La Tanda #3 de Green Kart en Can Padró. Humo, Sol y buen rollo

Hay un dicho popular que dice: “A quien madruga, dios le ayuda”. Con esto no voy a entrar en creencias, en el ateísmo ni nada de esto, porque este dicho, deriva a otro que dice algo parecido pero totalmente contrario al primero y de forma más vulgar, seguro que sabéis cual es. Bien, pues eso es lo que nos pasa a la mayoría cuando nos dicen que un domingo tenemos que levantarnos a las 06.45 de la mañana para ir a trabajar, que te sienta como una patada en… la boca del estómago, eso. En mi caso, saber que voy a trabajar un domingo rodeado de amigos, buen ambiente, buenos coches, y encima con buen tiempo me hace preguntarme: ¿Qué más puedo pedir? Así empezaba para mi la Tanda #3 de Green Kart en Can Padró, con una sonrisa de oreja a oreja.

¡No importa con que participes, adelante, derrapa, pásatelo bien y haz amigos!

Salia de casa hacia la localización que Recue me había confirmado la noche anterior. En Sabadell se amontonaron los S14 con el propósito de poner rumbo lo más rápido posible hacia Can Padró. Es común que surjan problemas. En este caso tuvimos que parar cuando ya circulábamos por la C-58 debido a que Recue por poco pierde una de las Cosmis que monta su S14. Una vez resuelto el incidente, procedí a dejar conducir a mi pareja para ponerme manos a la obra.

Si hay algo que nos encanta en Fresh Imports es transmitiros cada detalle por muy pequeño que sea, y es que las fotos que transmiten movimiento nos encantan. Ya sean en circuito, autopista, o simplemente una foto hecha a un coche que pase por delante tuyo mientras vas a comprar el pan. Cada foto transmite un sentimiento distinto.

Llegaba la hora de tomar la salida de la autopista. Aunque parezca mentira no queremos ser exagerados y os podemos confirmar que encontrar la salida correcta no es fácil sin la ayuda del GPS. El grupo de S14 se pasó la salida y tuvieron que dar una vuelta cuanto menos curiosa. Una vez en “territorio comanche” nos tomaron los datos en la puerta y nos dieron paso hasta el mismo paddock. Allí pudimos bajar del coche, dejar los bocadillos calentarse con el calor del motor y dar un paseo y saludar a los pilotos.

Para variar, una vuelta por el paddock puede durar de 5 minutos a una hora y es que no paras de encontrarte con gente que conoces debido a que no paras de encontrarte a gente que conoces. Quizás es una de las partes más bonitas de un trackday para mi, sin duda. A parte de todo esto, uno de los atractivos de estos trackday, son los coches que traen muchos de los acompañantes de los participantes. Decirme, ¿Cuántos Supra MKIV Twin Turbo europeos habéis visto por la calle?

Una vez dentro de pista parte del plan era el de pasar un poco de frío hasta que el sol de las 12 del mediodía me obligó a quedarme en manga corta por el calor que irradiaba.

En la Tanda #1 tuve el placer de montar con Rubén. Es de esas personas que intentan no perderse un trackday llueva, nieve o haga sol.

Hablando de disfrutar, Recue estrenaba decoración, pero eso no le impidió moderar el pie derecho. Fijaros que ángulo llevaba en esta entrada a curva, ¡Espectacular!

Si hay alguien que me impresionó, fue Marc con su E36 de serie relativamente. Un diferencial soldado y unas buenas manos son capaces de llevar al límite un coche que para muchos probablemente se quedaría corto.

Pudimos ver las que probablemente sean las generaciones más populares del Serie 3 a día de hoy. Lo cierto es que son coches con buenos chasis, y si eres capaz de encontrarles el punto, y además, bloqueas el grupo final, te aseguras la diversión con ellos. Y si no que se lo digan a Angel, que se metió en pista con el 320d E46 que utiliza como daily car y ojo, no lo hizo para nada mal a pesar de llevar el diferencial abierto.

A lo largo del día los pilotos fueron cogiendo confianza, como es el caso de este E36, podemos asegurarlo. A pesar de un pequeño golpe que le costó la reparación de la cardan a medio día, siguió dándole caña por la tarde a un ritmo frenético.

No era el único E36 que dio guerra. Allí estuvo también Xavi Puente, aunque no con su habitual S13 sino con el E36 azul. Es cierto que los alemanes predominan por encima de los tracción trasera japoneses, pero los precios de unos y de otros son la razón de este hecho.

¡Fijaros en la envergadura que están cogiendo estas tandas, que hasta vienen pilotos de fuera a participar! En esta ocasión un equipo francés se acercó hasta el circuito de Can Padró para hacer un bonito trackday de drift con sus E36: un M3 coupé y un serie 3 touring. ¡Toda una rareza verlo en circuito a éste último!

Los japoneses dieron mucha guerra también. Sino que se lo digan al grupo de S13. ¿Os suena el último? En efecto, es el de Gerard. Aunque ha cambiado de dueño recientemente.

Eran las 14:00 h y aún quedaba un largo camino desde la curva donde me encontraba hasta el coche donde tenía la comida. Hice un esfuerzo y tras engullir como un pato, me dispuse a dar otro rodeo por el paddock. Esta vez captando infinidad de detalles totalmente diferentes a los de por la mañana.

Os lo decíamos la semana pasada. ¡Nos encanta hacer amigos de otras especies! Este pequeño vigilaba el paddock, pero no se resistía a unas caricias.

El texto de la foto superior resume la composición del collage ¿No creéis? ¡Que mala suerte la del E46 Compact! Justo al volver para cambiar las gomas, los silentblock del trapecio delantero derecho dijeron basta y dejaron caer a plomo la carrocería hasta el suelo. Finalmente la grúa tuvo que venir a por él.

¡Mientras tanto, otros estaban preparadísimos para salir a pista y darlo todo! Esa sensación que te invade antes de salir a correr es indescriptible.

El nivel que se está cogiendo en este país es impresionante. Allí pudimos ver de nuevo a Dani con su S13 swappeado a 1JZ-GTE VVT-i y con unas cuantas chuches de importancia como el kit de giro Wisefab, recolocación del sistema de refrigeración en la parte trasera y un larguísimo etcétera.

Así deja esta bestia los neumáticos en muy pocas vueltas. ¿Increíble no?

Mientras unos los destrozaban, otros, como por ejemplo Ander, las cambiaban en sus coches para salir de nuevo y dar más espectáculo.

La mala suerte se apoderó de este Nissan S14 Zenki durante la mañana. Si tienes un S14 y corres con él sabrás de lo que hablo. Al bajar la altura de un S14, la rueda acaba rozando con el mazo de instalación eléctrica del motor provocando cortes parciales de los cables y por lo tanto un mal funcionamiento del SR20DET. Una avería muy engorrosa de arreglar ya que se ha de encintar cable por cable, aunque finalmente no le impidió el pasárselo bien.

Como viene siendo de costumbre, desde la anterior tanda Recue nos saludó mientras exprimía a fondo su S14A.

La sorpresa del día fue ver aparecer por el circuito una máquina como ésta. Era la primera vez que veía uno de estos, y es que aquí en Europa solo llegó como Lexus SC300 y SC430 con motorizaciones de 6 cilindros atmosférica (2JZ-GE) y un 8 cilindros en V (1UZ-FE) respectivamente. El Toyota Soarer montaba el 1JZ-GTE, un 2.5 litros de 6 cilindros turboalimentado que entregaba 280cv a las ruedas traseras. Tuve el placer de hablar con el propietario y me comentó que estaba de serie a parte del escape y suspensiones. ¿Qué os parece el rendimiento sabiendo esto?

Alberto pasó un día espectacular, incluso le dio a mi pareja la oportunidad de montar con él en su S14 Zenki. Lástima que al final tuviera un final tan amargo…

El S13 de Dani es un híbrido entre cangrejo y metralleta, lo mismo puede ir de lado en perpendicular a la carretera que pegar unos cuantos tiros como el que véis en la foto. ¡Espectacular!

Alicia era la única fémina en pista. En un mundo de hombres ella se abre paso con su M550i proto. Un M5 E34 con swap a S62b50 de M5 e39. Una potencia y par máximo bárbaro que le permite destrozar los neumáticos en cuestión de minutos.

En estas tandas no importa con qué corras. Da igual si es potente o no, si llevas una bonita decoración o has sacado los bollos con la primera herramienta que tenías en la mano. Lo que realmente importa es divertirse y dar espectáculo como lo dieron el pasado domingo en Can Padró

Algunos apuraban tanto que incluso se salían fuera de pista requiriendo los servicios de la grúa del circuito.

En general un día para recordar con muy buenas experiencias, tanto con los pilotos como con los compañeros fotógrafos, con quienes compartimos un día genial con anécdotas y risas a más no poder. ¿Tenéis fotos de esta tanda? ¡Queremos verlas! ¡Compartelas en instagram con el hashtag #WEDOFRESHIMPORTS o súbelas a nuestro grupo de Flickr para que aparezcan en un reportaje!

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

6 Comentarios

Contestar
  1. Mi primera visita a unas tandas drift y sin duda no será la última. Espectacular el ambiente que se forma, tanto dentro como fuera de pista. Un placer en todos los sentidos, me lo pasé como un niño chico. Un amigo jamás había visto un S14 o S13 y tenia muchas ganas. Lo primero que vimos antes de entrar fue el morro de Recue por el retrovisor. Feliz para todo el dia jajajaja.
    Como siempre gran entrada y un genial trabajo.
    Un saludo!

  2. Gran aporte para un día genial!!! Solo después de leerlo he caído en la cuenta que nos pasamos la salida de la c-16… la verdad es que fuimos por pista para evitar encuentros no deseados, jejeje y estaba convencido de que salir por esa salida era parte del plan… anécdota aparte, el resto todo perfecto, compañerismo en paddock, respeto en pista y civismo tanto en la tanda como para llegar. No puedo dar un 10 al día por los compañeros que no lo pudieron acabarlo… un abrazo y ánimos para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − ocho =

Classics and Legends. Valencia se viste de clásico

La Tanda #3 de Green Kart en Can Padró. Humo, Sol y buen rollo