King Of Europe en Valencia. Nubes de goma

El domingo amanecíamos antes de las 8 de la mañana a unos 20km del Circuito de la Comunidad Valenciana Ricardo Tormo.

Se estaba a punto de disputar el segundo round del fin de semana de este King Of Europe en Valencia, ya que el sábado, quien estuvo en este trazado, pudo ver lo que el domingo depararía, y más teniendo un líder firme en la general, como Adam Frank y su M3 E46 GTR, que quedó en tercer lugar, y habiendo ganado Amerigo Montevede con su S14a.

El King of Europe en Valencia fue un total éxito

Llegamos al circuito a las 9 de la mañana, y desde el puesto donde entregaban las acreditaciones podíamos oír las levas cruzadas de los coches que esperaban para entrar a quemar la pista. Tras cargar con unos 20kg de material audiovisual en varias maletas, la puerta que el año pasado daba entrada y salida del paddock a pista estaba cerrada, por lo que tuvimos que darnos la vuelta y entrar justo por el lado opuesto del circuito. Una perdida de tiempo que nos dejó sin ver varias de las mangas de entreno, y como consecuencia, la falta de material fotográfico para algunos pilotos. Durante la vuelta, pudimos ver que Amerigo Monteverde, cargaba su Nissan S14 en el remolque. Se retiró tras unos problemas mecánicos detectados después de disputar la final que ganó el sábado.

En el Paddock, vimos a varios equipos haciendo reglajes en sus máquinas. Concretamente nos llamó la atención el coche de Steve Baggsy. Le estaban sustituyendo las bobinas antes de salir a pista. Estando dentro de pista, elevaron el coche para, suponemos, hacer unos reglajes en el alineado del eje trasero.

El Gallo dejaba ver su abultado supercharger sobresalir por encima del capó. Un coche que llegó bajo mínimos de rendimiento, pero que sin duda demostró ser una gran máquina. Sabemos que este equipo trabajó a contrarreloj para poder llegar al KOEen óptimas condiciones.

Una vez dentro de pista nos encontramos al español, Joan Caballer entrenando con su Nissan S13 “RB Powered”, y la sorpresa de un servidor mientras tomaba la foto, fue la que veis. El neumático exterior en llamas, y no es para menos. El 6 cilindros turboalimentado de Joan, entregaba a pista unos 750 demoledores Nm de par motor que castigaban las gomas de esta manera.

Todos los miembros del equipo estábamos preparados. Teníamos que inmortalizar este KOE hasta el último detalle, y así lo hemos intentado. Próximamente veréis el vídeo.

Los entrenenamientos transcurrieron sin muchos contratiempos, solo algunas salidas de pista sin mayores consecuencias. En ellos pudimos ver el nivel que, tanto pilotos nacionales, como extranjeros tenían a la hora de llevar sus máquinas al límite. Y es que esa sensación de ver un coche doblarse hasta puntos inimaginables, con unos ángulos de dirección que superan con facilidad los 60º, es única. Una mezcla de sentidos en la que ves, oyes y hueles el drift.

Los pilotos necesitaban concentración para afrontar el trazado valenciano, que por cierto fue modificado añadiendo dos chicanes, para hacer que las batallas fueran igualadas, y que no dependieran solo de la potencia del coche sino también de las manos.

Habían coches verdaderamente bien preparados que ya habíamos visto pasado año, como el BMW M3 GTR de 1000cv y motor 2JZ-GTE del equipo Cartu Drifting.

La sorpresa del domingo para nosotros fue ver el Nissan S13.4 de Szilveszter Gyorgy, también con motor 2JZ-GTE y con ese llamativo escape y screamer pipe sobresaliendo por el capó. Aunque lo más llamativo desde luego no era el coche en sí, sino la colorida estela que dejaba a su paso. Un espectáculo sensacional.

Como siempre Arnau Gómez uno de los pilotos punteros del Open Slalom Drift, destacaba con su estilo llevando su Nissan S14. Un coche en el que es mejor no estar al lado en el momento de la salida, y si no, que se lo digan a nuestro compañero Alberto, que el año pasado sufrió el Anti-lag del RB25DET con sus propios oídos. Aquí podréis ver este S14 en acción.

Bajo el intenso “caloret” valenciano, la boca se resecaba, y las ideas también, por lo que decidimos salir a ver si conseguíamos un refrigerio por los alrededores del paddock. La sorpresa fue, que ni para la prensa tenían fuera de horario una lata. Así que tuvimos que ir al bar, a buscar agua bien fresca para seguir dando caña a este King of Europe en Valencia

De nuevo en la pista, el parón para el briefing nos sirvió para coger fuerzas con unos bocadillos que habíamos bajado a pista. A las 14.30 los pilotos ya estaban emparejados así que… ¡Dieron comienzo las batallas!

¿Qué opinas? ¡Puntualo!

10 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + once =

Otro verano que nos deja… Pero con buenos recuerdos

King Of Europe en Valencia. Nubes de goma